San Lorenzo

San Lorenzo selló su vuelta a Boedo con un festejo histórico y emocionante

Por: Santiago Caruso

Más de 100.000 almas estuvieron presentes en el predio de Avenida La Plata y alrededores para vivir la gran fiesta. Hubo shows en vivo, material audiovisual y recuerdos del mítico Gasómetro.

San Lorenzo vivió su gran fiesta en el barrio de Boedo. La familia azulgrana fue protagonista de una jornada a puro festejo que promete quedar entre las páginas más destacadas de su enorme historia. Más de 100.000 personas coparon tanto el predio de Avenida La Plata al 1700 como las calles aledañas de Avelino Díaz e Inclán.

Todo comenzó a las 19 horas del domingo con una misa en el Oratorio San Antonio, allí donde el Ciclón vio la luz en 1908 de la mano del Padre Lorenzo Massa. La ceremonia contó con la presencia de Héctor Scotta, Leandro Romagnoli, Néstor Gorosito, Bernardo Romeo, José Sanfilippo, Nicolás Blandi, Fabricio Coloccini, Sebastián Torrico y varias figuras más.

Una vez concluida la misma, arrancó la procesión rumbo al sitio que albergó al Viejo Gasómetro durante tanto tiempo. El predio contó con una capacidad limitada para su ingreso y tuvo dos escenarios. Adentro hubo stands de comida y afuera distintas pantallas para que nadie se pierda la celebración.

Desde las 21.30 comenzaron a aparecer los protagonistas que estuvieron en escena; con música, relatos, cuentos y una gran producción audiovisual con el recuerdo latente del mítico estadio que no sólo fue testigo de las mejores épocas sanlorencistas, sino que también albergó a la Selección Argentina e innumerables eventos deportivos de país.

Vicentico Fernández junto a su hijo Florián, Néstor en Bloque, diferentes artistas de trap, de tango -música predilecta en la historia del barrio- y la murga Los chiflados de Boedo le pusieron el ritmo a la fiesta. Rodolfo Barili, María O’ Donnell y Miguel Ángel Rodríguez aportaron los momentos emotivos con lecturas.

Todo contribuyó con la espera de las 00 horas del domingo, la clásica cuenta regresiva y el grito de la multitud para celebrar lo que se convirtió en realidad: San Lorenzo volvió a ser dueño de Tierra Santa.

COMENTARIOS