Sociedad

Fue al médico por un dolor de oído y recibió una sorpresa

El caso, que no parecía ser uno extraordinario, fue derivado a Varanya Nganthavee, de 25 años, que ese mismo día había comenzado a trabajar en el lugar

domingo 30 de junio de 2019 - 12:30 pm

El primer día de trabajo de una doctora tailandesa terminó de la forma menos pensada cuando descubrió que había una lagartija dentro de la cabeza de uno de sus pacientes.

“Realmente me dejó muy confudida”, aseguró la joven, que consiguió extraerla usando anestesia y unas pinzas.

El hecho ocurrió este lunes, tras la llegada al Hospital de Bangkok de un paciente que acusaba un molesto dolor de oído desde hacía dos días. El caso, que no parecía ser uno extraordinario, fue derivado a Varanya Nganthavee, de 25 años, que ese mismo día había comenzado a trabajar en el lugar.

Enterada de los síntomas de la persona, la médica decidió revisarla utilizando un otoscopio, pero, al hacerlo, se estremeció al notar que algo viscoso que se movía frenéticamente dentro de su oreja.

Para sorpresa de Nganthavee, el paciente tenía un geco viviendo en su oído desde hacía dos días. Sin perder el tiempo, la doctora procedió a anestesiar el área usando unas gotas e introdujo unas pinzas con las que logró retirar al animal.

“Fue mi último caso del día y realmente me dejó muy confundida. ¿Cómo hizo un reptil de semejante tamaño para ingresar por un agujero tan pequeño?”, escribió la médica en redes sociales, donde la historia tomó trascendencia rápidamente.

Para asegurarse de que no hubieran quedado restos del animal dentro del oído del paciente, Nganthavee lo envió a hacer una segunda consulta este jueves con un otorrinolaringólogo.

“El experto confirmó que la oreja estaba completamente limpia y me felicitó por mi trabajo. Estoy muy feliz.”, afirmó la recién graduada.

Según medios locales, el animal en el oído del paciente era un geco hogareño, una especie muy común en Tailandia, donde se lo conoce como Jing Jok. Sin embargo, cómo hizo para entrar por un espacio tan pequeño y cuál era su objetivo son preguntas que aún desconciertan a los especialistas.

COMENTARIOS