Televisión

Los motivos de la fallida entrevista de Novaresio a Pergolini

La producción del conductor reveló los motivos por los que se ausentó a la entrevista que tenía pactada con el fundador de Vorterix

viernes 28 de junio de 2019 - 3:02 pm

El periodista Mario Pergolini se retiró disgustado del estudio de televisión al que Luis Novaresio lo invitó para hacer su clásico LNE, el ciclo de entrevistas que conduce por A24.

“Este es mi declive, no vuelvo más a la tele”, se quejó el fundador de Vorterix en uno de los videos que publicó en Instagram. “Esperé 25 minutos, un tiempo suficiente me parece”, dijo el conductor radial mostrando un estudio vacío sin Novaresio ni productores ni iluminadores.

Desde la producción de Novaresio, le explicaron los motivos por los que el conductor no llegó a la grabación.

Según contaron, el conductor de Debo Decir se encontraba en ese mismo edificio como invitado de PH – Podemos Hablar, el programa de Andy Kusnetzoff que se verá este sábado pro la noche. Debido a que la grabación se dilató más de 15 minutos, el periodista no llegó a la cita con Pergolini.

“No hubo un desencuentro entre ellos, hubo un error de planificación de producción”, explicaron, y especificaron: “La técnica del programa venía de otro equipo de producción, que no es el nuestro. Se retrasó mucho más de lo que pudimos prever. Nos habían dicho que terminaban 17.30 y terminaron alrededor de 18.50. Habíamos citado a Pergolini 18.30; cuando vimos que se atrasaba todo, le avisamos a su secretaria, pero ella no pudo dar con él”.

El empresario de medios, en uno de los videos que más tarde borró, decía: “Esperé 25 minutos, creo que es un buen tiempo de espera”. Al respecto, la producción del programa de Novaresio dijo: “No es lo mismo esperar rodeado de gente en un estudio en actividad, que solo en un estudio apagado”.

Rafael Di Bello, productor ejecutivo de A24, le dijo a LA NACION: “Más adelante lo volveremos a invitar. Si él quiere venir será bienvenido. No fue un desplante ni un desencuentro personal entre Mario Pergolini y Luis Novaresio”.

COMENTARIOS