Sexualidad

Cómo prepararte para hablar con tus hijos sobre sexo

Cinco consejos para abordar el tema sin presionarlos

miércoles 3 de julio de 2019 - 7:56 am

Tu hijo o hija adolescente está acercándose a ese momento en que se va a interesar en el sexo. No esperes que aprenda todo en la escuela o de sus amigos. La educación sexual también es tu responsabilidad antes de que los agarre desprevenidos y tomen malas decisiones por presión de sus amigos o por simple falta de información.

Estas con cinco recomendaciones para hablar del tema:

1. Aprovechá las oportunidades

No esperes al momento perfecto para tener una larga conversación. De hecho, los mejores consejos se dan cuando surge el tema espontáneamente, por ejemplo conversando sobre el nuevo novio de alguien.

2. Hacelo con discreción

No los fuerces a hablar cuando no quieren, y mucho menos delante de otras personas. Buscá los momentos en que están solos para proponer el tema, y date cuenta si están dispuestos a hablar.

3. Ponete en sus zapatos

Cuando hablás como un adulto, es probable que ellos te sientan lejano. A veces es mejor cuando hablás de tus propias experiencias, de tus propios miedos cuando tenías su edad. Recordales que alguna vez vos también tuviste su edad, y que ahora les podés hablar porque pasaste por la experiencia.

4. Hablá, escuchá, respetá

En un diálogo tienen que participar ambas partes. No es conveniente darles un sermón y mucho menos amedrentarlos con graves castigos si tienen relaciones antes de tiempo o con quien no querés. Eso sólo romperá la confianza. Podés hablarles con franqueza e invitarlos a que hagan lo mismo con vos. Pero para eso debés estar preparado para escuchar lo que te quieren decir, y sobretodo, respetar sus opiniones. Después de todo, es su propio cuerpo y son sus propias decisiones.

De esa manera estarás abriendo la puerta de la confianza para que se acerquen nuevamente a pedirte consejos cuando no saben qué hacer frente a una situación complicada.

5. No asumas, hablales

Los jóvenes no son ignorantes en el tema del sexo. Sin embargo, eso no quiere decir que lo saben todo. Por ejemplo, muchos no consideran que a través del sexo oral también se pueden transmitir Enfermedades de Transmisión Sexual. Así que sepan o no, hablales ya que les brindarás una nueva perspectiva y abrirás la puerta para que te pregunten sobre lo que realmente no saben.

Fuente: Vida y salud

COMENTARIOS