Salud

Pérdida auditiva: la importancia de detectarla a tiempo

Cuáles son los primeros síntomas y qué hacer al respecto

miércoles 3 de julio de 2019 - 7:15 am

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 360 millones de personas a nivel mundial, sufren pérdida auditiva de moderada a severa. De ellas, aproximadamente 1.100 millones de jóvenes, entre 12 y 35 años, corren riesgo de tener pérdida auditiva, consecuencia de la exposición a sonidos fuertes de manera prolongada y excesiva.

No obstante, lo más llamativo es que la mitad de los casos pueden prevenirse, tomando ciertas medidas de precaución. La exposición a más de 80 decibelios (dB) durante ocho horas o 100 dB durante 15 minutos (por ejemplo, al escuchar música por auriculares), ya representa un nivel perjudicial de ruido.

El primer síntoma y más frecuente que presenta una persona con pérdida auditiva es la aparición de un zumbido (acúfeno) en sus oídos. Como sucede, por ejemplo, luego de asistir a un boliche o recital. Habitualmente desaparece horas o días después, entonces se le resta importancia y no se consulta. Sin embargo, es señal de alerta. Cuando es permanente, el daño puede ser irreversible. En esta etapa la presencia del acúfeno puede resultar un problema que limite la calidad de vida en diferentes órdenes, pero aún es reversible.

A medida que el problema persiste, la hipoacusia puede avanzar y resultar en diferentes tipos y niveles de pérdida auditiva. En este momento de la enfermedad el rol del médico especialista, más puntualmente del otólogo, que se dedica a las enfermedades del oído, es fundamental para concientizar sobre la importancia de la detección temprana y los chequeos auditivos.

El aumento de la contaminación acústica es producto del estilo de vida actual, incluyendo avances tecnológicos que favorecieron algunos ámbitos en detrimento de otros.

Entre las situaciones cotidianas que más impactada se ve por la hipoacusia, figuran las comunicación con amigos, seres queridos y familiares, llegando a la la frustración por las dificultades de interacción y el aislamiento social. Para poder detectar estos problemas a tiempo, es importante realizar un chequeo auditivo.

Fuente: Conbienestar

COMENTARIOS