La muerte de los famosos

Murió a los 75 años Max Wright, el recordado papá de ALF

El actor de 75 año falleció como consecuencia del cáncer contra el que venía luchando desde hacía varios años

miércoles 26 de junio de 2019 - 10:30 pm

Max Wright, el actor que en los ’80 se hizo famoso por interpretar a Willie, el padre de ALF, falleció hoy a los 75 años víctima del cáncer contra el que venía luchando desde hace años.

El artista, que tenía dos hijos –Ben y Daisy– fruto de su relación con Linda Ybarrondo fue parte también de otros recordados ciclos como Buffalo Bill, Cheers, Misfits of Science, Dudley y Norm, y en las películas All That Jazz, Reds, The Sting II, Soul Man y The Shadow, murió en su casa de las afueras de Los Ángeles.

Su primer trabajo en televisión fue en la película In Fashion, en 1975.  Sin embargo, también se destacó como el médico nazi Josef Mengele en Había que sobrevivir, un film inspirado en la autobiografía de Fania Fenelon, una música judía capturada por los nazis.

El reconocimiento popular le llegó en ALF (un acrónimo de Alien Life Form, traducido como Forma de Vida Extraterrestre), la serie narra la historia de un extraterrestre procedente del planeta Melmac que cae por accidente en la casa de los Tanner, una familia de California.

La serie se estrenó el 22 de septiembre de 1986 por la cadena NBC, con un éxito inmediato. El carisma de la simpática criatura -una marioneta manejada por Fusco y personificada por el actor de origen húngaro Michu Meszaros cuando la situación así lo requería- fue un imán para todo tipo de público.

Al promediar los ’90, le diagnosticaron un linfoma que luego de una dura batalla durante años terminó llevándolo a la muerte.

Sin embargo, lo peor para su imagen llegaría años después, cuando en 2012, el National Esquire publicó la noticia “Estrella de ALF atrapado en un fumadero de crack”, donde aparecía un supuesto Wright consumiendo droga y teniendo sexo con dos indigentes.

Según el testimonio del director del video, Wright había perdido el rumbo, su esposa lo había echado de la casa y había convertido su nuevo hogar en un aguantadero. “Maxaccedió a ser filmado teniendo sexo sin protección con dos gays que encontramos en la calle”, contó la fuente al tabloide británico.

Si bien el actor desmintió tal situación, el medio no se retractó y el caso nunca fue del todo aclarado. Lo concreto fue que a partir de aquél episodio Max Wright cayó en el ostracismo y poco se supo de su paradero hasta el día de hoy. De hecho, su última imagen pública data de 2017, cuando se lo vio sacando la basura algo desmejorado y con ropa de entrecasa.

COMENTARIOS