Policiales

Las pericias del auto de San Miguel del Monte demuestran que tenía tres agujeros de bala

La Bonaerense disparó al menos tres veces contra el vehículo que intentaba tomar distancia de los tres patrulleros que querían interceptarlo. La persecución terminó con la muerte de cuatro de sus ocupantes

miércoles 26 de junio de 2019 - 8:32 pm

El peritaje balístico del Fiat Spazio gris en el que viajaron los adolescentes perseguidos por la Policía bonaerense sobre la Ruta Nacional Nº 3 en San Miguel del Monte tiene tres agujeros de bala en su parte posterior.

El estudio, que ya fue incorporado a la causa del fiscal Lisandro Damonte y al que accedió Infobae, asevera: “Se procedió a identificar tres orificios en la parte posterior del rodado”.

Esto significa que la Bonaerense disparó contra el vehículo que intentaba tomar distancia de los tres patrulleros que querían interceptarlo, lo que hizo que el Spazio choque contra el acoplado de un camión y que cuatro de sus ocupantes, Camila López (13), Danilo Sansone (13), Carlos Aníbal Suárez (22) y Gonzalo Domínguez (14) murieran.

El disparo identificado como “número 1” impactó en “la parte inferior del tanque de combustible con proyección y perforación en el chapón cobertor del mismo con un diámetro menor a 16,2 mm y mayor a 11,4 mm con trayectoria descendente de derecha a izquierda y de atrás hacia adelante”.

El impacto número 2, también “compatible con arma de fuego”, ingresó por “la óptica trasera con un diámetro mayor de 11,52 mm y menor de 11,49 mm. Con trayectoria descendente de derecha a izquierda y de atrás hacia adelante”.

El “indicio número 3″ es “un impacto de proyectil que mantiene relación con el orificio número 2 el cual se ubica sobre el caño abastecedor de combustible con un diámetro menor a 18,22 mm y mayor a 14,59 mm”. El acta de la inspección ocular del auto hecha por Gendarmería tiene fecha del 22 de mayo de 2019 y fue realizada en el depósito judicial del destacamento comunal de Monte donde estaban los restos del Fiat a pedido del fiscal.

Los policías efectuaron al menos diez disparos contra el auto que conducía Carlos Aníbal Suárez: cuatro vainas fueron recuperadas y aportadas a la causa por una testigo. Todas pertenecen al arma del capitán Rubén Alberto García, que aparece en la filmación de la cámara de seguridad con el torso saliendo de la ventanilla de la patrulla y apuntando sobre el Fiat 147.

COMENTARIOS