Mundo Insólito

Era médica, pero le sacaron la licencia por las fotos que subía a Facebook

Nang Mwe San (29) se recibió de médica a los 22, pero luego decidió seguir su verdadero sueño, lo que le trajo problemas con las autoridades de Myanmar: "Hay mucho sexismo", expresó

miércoles 26 de junio de 2019 - 4:41 pm

Una de las mejores estudiantes de su secundaria y médica a los 22 años: de ese modo Nang Mwe San, de Myanmar, logró cumplir con los mayores deseos de su padre. Sin embargo, con el tiempo descubrió que no compartía el sueño de su progenitor, sino que ella quería ser modelo.

Después de varios años de tratar a pacientes y trabajar para grupos médicos sin fines de lucro, Mwe San cambió la bata blanca por los bikinis y la ropa interior. Hace dos años, empezó a grabar publicidades y subía regularmente fotos en Facebook.

Pero los integrantes del Consejo Médico de Myanmar, el organismo que supervisa a los médicos y hospitales del país, no estaban de acuerdo. En enero, le ordenaron que dejara de publicar esas imágenes y las elimine de su página. Ella ignoró la orden, y este mes el consejo le informó que su licencia médica había sido revocada.

"Hay mucho sexismo", dijo la joven de 29 años, en una entrevista, según The New York Times. "No quieren que las mujeres tengan posiciones más altas. Y juzgan a las mujeres por lo que nos ponemos. Ni siquiera quieren que usemos pantalones".

Su caso puso sobre la alfombra el patriarcado profundamente arraigado del país y su sistema de atención médica insuficientemente financiado y con escasez de personal.

En todo el país, los hombres ocupan la mayoría de los puestos de poder. El consejo médico, encabezado por un hombre, está formado por 11 hombres y dos mujeres. En las escuelas de medicina, las jóvenes deben tener mejores calificaciones que los hombres solo para poder ingresar.

La revocación de la licencia Mwe San parece estar en desacuerdo con las necesidades del asediado sistema de salud del país. Los funcionarios dicen que Myanmar, con una población de 53 millones, tiene solo la mitad de los médicos que necesita.

Por otro lado, Mwe San detalló que ganó más como modelo que como médico, y que disfrutó más el trabajo. "Es mi pasión, me siento más cómoda y feliz trabajando como modelo", confesó. Contó que planeaba apelar el fallo y buscar una suspensión de su licencia para poder volver a trabajar como médico algún día, tal vez como voluntaria, una vez que termine su carrera como modelo. "Haré mi mejor esfuerzo para mantenerlo porque dediqué gran parte de mi tiempo y trabajé arduamente para conseguirlo", dijo.

COMENTARIOS