Internacionales

Drama migratorio en EE.UU.: la historia detrás de la foto que conmueve al mundo

La foto muestra a una niña de dos años aferrada al cuello de su padre, ambos sin vida, tras llegar a la orilla estadounidense del Río Bravo al que habían cruzado nadando en un intento por escapar de la difícil situación económica y social que azota a El Salvador; el escalofriante relato de la madre de la pequeña que vio toda la escena

miércoles 26 de junio de 2019 - 11:39 am

Así como en septiembre del 2015 la foto de un niño sirio muerto en una playa de Turquía conmovió al mundo, esta semana la imagen de un padre y su hija muertos abrazados en Estados Unidos sacudió una vez más a la sociedad y actualizó la problemática migratoria que tiene a cientos de miles de personas atrapadas, en un mundo con las fronteras cada vez más selladas.

Esta vez, la dramática escena ocurrió en la orilla estadounidense del Río Brazo, donde encontraron muertos a una niña de dos años abrazada al cuello de su padre, cuando intentaban llegar a suelo norteamericano. La niña y su padre eran salvadoreños y de la triste escena fue testigo Tania Vanessa Ávalos, esposa  y madre de las víctimas.

La foto exhibe cómo fue el fallido intento de cruce: la camisa negra del hombre está subida a la altura de su pecho y la menor está metida dentro de la prenda. El brazo de la niña está estirado por detrás del cuello de su padre, lo que indica que se aferró a él hasta el último minuto.

El cuerpo del salvadoreño Oscar Alberto Martínez Ramírez junto al de su hija Valeria, de casi 2 años, en la orilla del Río Grande

El padre de la niña, Òscar Alberto Martínez Ramírez, apeló a cruzar el Río Bravo luego de un intento frustrado por parte de su familia de presentarse ante las autoridades estadounidenses y solicitar asilo. Ante la imposibilidad de realizar el pedido formal de asilo, Óscar nadó a través del río el domingo con Valeria, su hija.

Según explicó Tania, que veía toda la escena desde a otra orilla, el padre de la niña llegó al otro lado, dejó a su pequeña en suelo estadounidense y comenzó a regresar por su esposa. Sin embargo, al ver cómo se alejaba su padre, la niña se lanzó al agua. Fue en ese momento que Martínez regresó y logró tomar a Valeria, pero ambos fueron arrastrados por la corriente.

Los hechos están basados en lo que Ávalos le contó a la policía en el lugar "entre lágrimas y gritos", según relató Le Duc.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, prometió a los deudos que pagará el traslado de los cuerpos, el cual ronda los 150,000 pesos mexicanos. Además, aseguró que la familia recibirá apoyo económico.

COMENTARIOS