Salud

Tres técnicas populares de relajación

Los beneficios para la mente y el resto del cuerpo de estas prácticas occidentales

sábado 29 de junio de 2019 - 7:53 am

A medio y largo plazo las consecuencias de una rutina caótica pueden ser muy negativas, dando lugar a enfermedades cardiovasculares y otro tipo de patologías.

Es por ello que cada vez más personas apuestan por la meditación para disminuir el estrés y la ansiedad. A continuación, algunas de las técnicas más utilizadas:

Tai-chi

Es actualmente una de las técnicas de meditación más demandadas en el mundo occidental. Una de sus grandes ventajas es que pueden practicarlo personas de todas las edades y de condición física.

Según la filosofía china, el chi, o energía vital es un elemento indispensable en el bienestar general de las personas. Así, el principal objetivo es otro que canalizar esta energía de la manera adecuada para que se sientan bien consigo mismas y con los demás.

Practicarlo reduce los niveles de estrés debido al control de la respiración. Mejora la flexibilidad, por lo que resulta especialmente beneficioso para tratar problemas musculares y articulares. Y ayuda a cuidar el sistema cardiovascular controlando la presión arterial.

Yoga

En el plano físico, aumenta considerablemente la fuerza ya que las posturas tonifican todas las partes del cuerpo. Practicarlo con asiduidad aumenta de manera notable los niveles de energía ya que mejora el funcionamiento glandular, aportando así una gran sensación de calma y frescura.

En cuanto al plano mental, favorece la concentración, la memoria y la atención. Da mucha paz mental, generando así un estado de tranquilidad extraordinario. Favorece la autoestima y el auto-reconocimiento.

Reiki

Es una terapia alternativa que resulta eficaz para aliviar los dolores físicos. Esta técnica considera a la persona como un todo, en el cual fluye el aspecto físico, emocional, mental y espiritual. El objetivo es recuperar el equilibrio natural del cuerpo.

Durante una sesión al paciente se le abren los siete chakras y, a través de la imposición de las manos, se le canalizan las energías.

En primer lugar, mediante el equilibrio de las energías, reduce el estrés y aumenta el bienestar. En segundo lugar, acelera la habilidad del cuerpo para auto-sanarse. En tercer lugar, mejora el funcionamiento de todas las células y órganos del cuerpo. Y, por último, resulta beneficioso en el tratamiento de diversas patologías como las migrañas, la depresión y el estreñimiento.

Fuente: Natursan

COMENTARIOS