Sociedad

Sacrificaron a un oso negro por una inexplicable razón

El mamífero tenía entre dos y tres años, y pesaba casi 50 kilos. Vivía en la zona del lago Henry Hagg, en el estado de Oregon, Estados Unidos

miércoles 19 de junio de 2019 - 11:45 am

Un oso negro que vivía en la zona del lago Henry Hagg, en el estado de Oregon, Estados Unidos, fue asesinado por las autoridades locales debido a que se había familiarizado demasiado con los habitantes de la zona en la que vivía, un motivo que lo convertía en un riesgo potencial para la sociedad.

De acuerdo a la policía los transeúntes solían regalarle comida y hasta se tomaban selfies con él. En primera instancia los oficiales advirtieron del peligro que podría ocasionar este tipo de situaciones y finalmente decidieron dispararle.

El detonante ocurrió el último jueves, cuando el oso fue encontrado rodeado de frutos secos y semillas de girasol que le habría dejado intencionalmente una persona.

Por este motivo, la policía definió que el animal se había acostumbrado demasiado al contacto con los humanos y eso los llevó a pensar que la seguridad de las personas estaba en riesgo, si algún día este tipo de comportamiento amigable viraba.

Antes de tomar la decisión final, los efectivos le pidieron a los habitantes de la zona que depusieran su actitud y que dejaran de tomarse fotos con el oso. También les pidieron que no le suministraran más comida. Sin embargo, la solicitud no fue escuchada.

De acuerdo a Rick Swart, del Departamento de Pesca y Vida Silvestre de Oregón, el oso no podía ser reubicado ya que se había acostumbrado a estar en contacto con los humanos y por eso, ante la duda de que pudiera lastimar a alguien y antes de que hiciera algo, decidieron sacrificarlo.

COMENTARIOS