El avión de Malaysia Airlines

Avión desaparecido: El celular del copiloto abre nuevas preguntas

Un funcionario estadounidense filtró la información de que una de las torres de telefonía celular en Penang, Malasia, captó el celular del copiloto buscando señal en el momento de la desaparición del avión

martes 15 de abril de 2014 - 12:06 pm

El vuelo MH370 de Malasya Airlines no deja de despertar dudas entre los investigadores y especialistas que están detrás de la búsqueda del avión. Un nuevo dato brindado por un funcionario norteamericano sumó una capa más a la compleja madeja de hilos que conforma este caso sin precedentes en la historia de la aviación comercial.

Con acceso directo a la investigación, el funcionario norteamericano -no se dio a conocer su nombre- citado por la cadena de noticias CNN, reveló que una torre de telefonía celular en Penang, Malasia, detectó el teléfono del copiloto buscando señal en el momento de la desaparición del avión. [pullquote position=”right”]Avión desaparecido: El celular del copiloto abre nuevas preguntas[/pullquote]

La información no es nueva. La revelación se produce después de los reportes del fin de semana en un periódico malasio de que el copiloto Fariq Abdul Hamid intentó hacer una llamada mientras el avión estaba volando.

No obstante, el funcionario estadounidense —quien citó información compartida por investigadores malasios— dijo que no hay evidencia de que el copiloto intentara hacer la llamada.

Los detalles parecen reafirmar las hipótesis basadas en información satelital y de radares de que el avión giró y probablemente volaba lo suficientemente bajo para obtener señal de una torre celular, dijo el funcionario.

Los expertos consultados por la cadena norteamericana destacaron como anormal que un integrante de la tripulación tuviera su dispositivo celular encendido, una evidencia más que apuntaría a que algo estaba pasando en la cabina del avión, según dijo el analista Peter Goelz a la CNN.

En este contexto, y a falta de nuevas señales que podrían haber sido emitidas por las cajas negras del Boeing 777, los equipos de búsqueda liderados por Australia enviaron ayer un robot submarino a las profundidades del Índico para hallar restos del avión.

Al mismo tiempo, las autoridades investigaban ayer una franja de combustible de unos 5,5 kilómetros en el área donde se detectaron los sonidos por primera vez.

COMENTARIOS