Salud

Meteorosensibilidad: cuando los cambios de clima influyen en nuestro cuerpo

Una persona meteorosensible siente con mayor intensidad que otras los cambios atmosféricos

martes 18 de junio de 2019 - 6:46 am

La meteorosensibilidad es una enfermedad que sufren algunas personas con los cambios del clima. Entre el 20 y 30% de la población la sufren. Su cuerpo está acostumbrado a obtener ciertas horas de luz para que pueda funcionar y estar activo, pero también necesita horas de oscuridad para descansar.

Los días grises y lluviosos facilitan estados de ánimo depresivos en las personas que tienen predisposición al desánimo. El sol proporciona vitamina D, que es la que produce serotonina y hace que nos sintamos mejor.

Quienes viven en países con un clima frío y que no les facilita estar al aire libre, les afecta, y se activa la hormona llamada melatonina. Esta transmite a nuestro cerebro la necesidad de descansar y pone al cuerpo en un esto más letárgico.

Nuestro organismo se regula al ritmo de la luz, por lo que su falta afecta directamente a nuestro comportamiento. Incluso está comprobado que la tasa de suicidios es mayor en países con menos horas de luz.

La melatonina es una hormona que no se segrega cuando hay luz. Esta nos provoca sueño por la noche, cuando aumenta la cantidad en nuestro organismo, y nos hace despertar por la mañana cuando disminuye. Estimula la hormona del crecimiento e interviene regulando nuestro apetito, entre otras actividades.

Con la serotonina ocurre lo contrario: aumenta cuando una persona está expuesta a la luz solar, lo que implica que los niveles sean más bajos en invierno, cuando los días son más cortos. Estos están asociados con la depresión.

El organismo se resiente antes o durante los cambios de tiempo, sobre todo cuando se dan las condiciones atmosféricas más alejadas de los umbrales climáticos a los que estamos acostumbrados. Esto nos puede provocar dolores de cabeza, dolor de huesos, cuadros depresivos estacionales y anemia.

Fuente: El tiempo hoy

COMENTARIOS