Belleza

Cuál es tu tipo de cabello y cómo cuidarlo

Consejos para lavar y peinar tu cabello según esta clasificación

viernes 21 de junio de 2019 - 7:54 am

Según tu tipo de cabello, el lavado y cepillado será de una forma. En la década de los 90, un famoso estilista, Andre Walker, creó un sistema de clasificación en base a su forma y volumen. Con el tiempo, ha sido adoptado internacionalmente, y hoy en día lo utilizan los estilistas profesionales.

Prestá atención a cuál es el tuyo en el siguiente gráfico y de acorde a eso cómo cuidarlo.

Liso (1)

Características

A este tipo no se le forman ondas naturalmente, y tampoco es fácil que mantenga un peinado por mucho tiempo, pues tiende a regresar a su forma natural. En los lisos, encontramos los subtipos:

1A: un cabello muy delgado y poco voluminoso.

1B: cabello medio grueso, con raíces que mantienen medianamente el volumen.

1C: resistente y grueso.

Cómo cuidarlo

Es ideal lavarlo con frecuencia para evitar el exceso de cebo. Elegí shampoos ligeros, sin sales ni aceites pesados. Podés usar algún producto para controlar el frizz, que es muy común en este tipo.

Podés experimentar con peinados en cascada, para crear efectos de movimiento. A este pelo no le durarán muchos los rizos, pero es ideal para los peinados recogidos y las trenzas.

Ondulado (2)

Características

Tiene ondas en forma de “S” de diferentes tipos:

2A: es de grosor medio cuyas ondas son apenas perceptibles. Es el intermedio entre el lacio y el ondulado.

2B: la forma de “S” nace desde la coronilla y adquiere mucho frizz.

2C: puede parecer una mezcla entre el ondulado y el rizado. El clima puede volverlo un tanto rebelde.

Cómo cuidarlo

Los shampoos, acondicionadores y mascarillas deben tener un efecto hidratante, pero a la vez no deben ser muy pesados. Buscá extractos de frutas, vegetales y hierbas.

En cuanto a los cuidados diarios, para no secar demasiado el cabello y mantener la humedad adecuada, aplicá lociones capilares a base de aceites ligeros -semillas de uva, linaza, mostaza- desde el medio hacia las puntas.

Los mejores peinados son los que no tienen transiciones bruscas, porque sino tendrías que estarlo planchando con frecuencia para que luzca bien. Los rizos funcionan mejor con el tipo 2C.

Rizado (3)

Características

Es bastante denso y con rizos pronunciados. La diferencia en longitud entre el mechón de pelo alisado y en estado natural rizado es de 12 a 20 cm. Los sub-tipos son:

3A: rizos grandes y definidos, en forma de “S”.

3B: rizos no demasiado grandes pero más densos y fuertes.

3C: rizos más pequeños con un cabello más delgado pero duro, lo que lo hace ver más voluminoso.

Cómo cuidarlo

Para el lavado, el objetivo es mantener la humedad, por lo que se sugieren productos de limpieza específicamente hechos para este tipo, con aceites e ingredientes altamente hidratantes en su composición. Los mejores aceites para su cuidado son de jojoba, almendra, argán, coco y oliva.

A diferencia de otros, se peina mejor cuando está todavía húmedo. El planchado reseca la estructura y lo deteriora con el tiempo.

Muy rizado (4)

Características

Aunque pueda verse voluminoso y grueso, en realidad es muy delgado y quebradizo. Los sub-tipos son:

4A: forma espirales pequeños y definidos, con cabello delgado y muy susceptible a los daños.

4B: es un tipo de cabello en forma de zigzag. Suele ser un poco duro y difícil de manejar.

4C: el más rebelde y resistente de todos los de esta clasificación. Es muy difícil para peinar y los rizos forman un espiral.

Cómo cuidarlo

No debe lavarse muy a menudo con shampoo. Tratá de aplicar acondicionador mientras esté húmedo para mantenerlo fresco.

Necesita humectación adicional, por lo que debés mantenerlo con lociones para domarlo un poco, pero tené en cuenta que hay un límite en cuánto podés controlarlo.

Para los peinados, el largo ideal es hasta el nivel de los hombros o más largo, ya que mientras más corto sea, más caóticos serán los rizos.

Fuente: La bioguía

COMENTARIOS