Alimentación

Cuáles alimentos conviene comer y cuáles evitar según tu edad

Qué se recomienda en cada década de vida

miércoles 19 de junio de 2019 - 7:16 am

Se pueden recomendar ciertos alimentos paras ciertas personas, según su organismo, o algún problema específico de salud. Pero otro factor a tener en cuenta debería ser la edad. En cada etapa podemos sacar provecho de diferentes comidas.

Los 10s

Es importante que desde aproximadamente los cino en adelante los niños se familiaricen con todo tipo de alimentos y sabores. Que no vincule procesados y azucarados con el concepto de premio y en lo posible evitarlos.

Luego deberá tener lugar la educación alimentaria, ya que los preadolescentes comienzan a tener decisión propia y consumir alimentos por ellos mismos.

Los 20s

Puede que a esta edad apenas nos estemos convirtiendo en independientes y tengamos en nuestra heladera comida chatarra vieja, una que otra fruta olvidada, pero más que todo alimento procesados. Son los años en que deberíamos estar construyendo el cuerpo que disfrutaremos en el futuro y que preparamos para prevenir futuras enfermedades.

Los alimentos más recomendables en esta etapa son los ricos en calcio y vitamina D. Es la etapa en la que los huesos lo absorberán con mayor facilidad. Productos lácteos, vegetales, como el brócoli, y frutos secos. Unos menús que son además compatibles con la dieta vegetariana.

Las frutas y verduras frescas son otra opción importante, dotando al cerebro de energía en los años de demanda física, energética y nutricional. Lo que menos deberías comer son las frituras, envasados y alimentos industriales procesados.

Los 30s

Puede que ya tengas niños en la casa, por lo que las responsabilidades se multiplican y el trabajo es un extra, todo esto se traduce en estrés, pero también dice que las responsabilidades en exceso no deberían ser excusa para una dieta desorganizada.

Si planificamos un menú y dedicamos un espacio no demasiado amplio a hacer una compra semanal, organizaremos mejor nuestras rutinas y, sobre todo, ganaremos en salud. La mejor recomendación serán los productos frescos ricos en fibras como las verduras y las grasas benignas provenientes del aceite de oliva y los frutos secos, que sacian más rápido y controlan el peso.

Lo que hay que evadir a toda costa son los procesados, envasados y los alimentos industriales con alta cantidad de sal y conservantes. El especialista asegura que el café y el alcohol deshidratan y estresan de manera importante el ciclo de sueño, provocando la inestabilidad del peso.

Los 40s

En esta etapa el organismo y las hormonas comienzan a comportarse de una manera muy diferente. Las dietas que se recomiendan son las que tienen como protagonista los vegetales crucíferos como el repollo, el brócoli y la coliflor, que tienen una capacidad estabilizadora.

Los pescados del tipo del salmón, atún y sardinas contienen ácidos grasos omega 3 y fortalecen el sistema inmunológico. Los productos procesados y envasados nunca serán una opción, los alimentos ricos en sal deberían ser ingeridos con más atención, la sal es un gran detonante de la presión arterial y a esta edad es muy vulnerable.

Conforme pasan los años, los procesos fisiológicos se ralentizan. El gasto metabólico es menor lo que, unido a la disminución general de la actividad física en la vida cotidiana, desemboca en menos gasto energético. Por consiguiente, hay menos necesidades calóricas que cubrir a través de los alimentos.

Los 50s

Es el periodo en el que el cuerpo empieza a deteriorarse, y las consecuencias son más visibles en las mujeres, que padecen acaban de superar la menopausia y la consiguiente y paulatina pérdida de estrógeno.

Hipertensión, diabetes y otros achaques se empiezan a asomar, por lo que el alcohol, las grasas trans, las carnes rojas y las procesadas, también los embutidos, deben pasar a asumir un papel testimonial en nuestros menús, si no queremos exponernos al desarrollo de otras enfermedades.

Para enfrentar esto o mejor será tener siempre presente los alimentos ricos en calcio, la leche, los porotos, las almendras y frutas como las naranjas y los kiwis, además de la fibra, que regula el apetito y reduce el colesterol.

Los 60s

Ahora toca pensar en la salud cognitiva y la cerebral. Los vegetales frescos aportarán compuestos como el polifenol, que protegerán la función neuronal y pelearán contra la oxidación celular. Las legumbres también son una buena opción. En cuanto a las proteínas, las presentes en carnes y aves de corral ayudarán a la combatir la perdida de músculo.

Las grasas saturadas son tu peor enemigo durante esta edad, el corazón debería ser otro factor a cuidar y éstas son incitadoras de ataques cardíacos.

Fuente: La Bioguía

COMENTARIOS