Salud

Qué hacer si quedamos en el medio de una tormenta eléctrica

Cómo protegernos de este fenómeno meteorológico

viernes 14 de junio de 2019 - 7:31 am

El rayo es uno de los fenómenos más peligrosos de la atmósfera y puede caer a kilómetros del lugar original de la tormenta.

Si bien las posibilidades de recibir el impacto son mínimas (a lo largo de un año, 1 en 500.000), cuando esto sucede, puede ser mortal. Se estima que en la Argentina, hay cerca de 50 muertes por año por esta causa.

Lo ideal es refugiarse en un lugar cerrado y quedarse bajo una estructura resistente. Estas son algunas situaciones comunes:

– Si te sorprende a campo abierto, no hay que refugiarse debajo de un árbol aislado, las posibilidades de recibir un impacto directo se multiplican. Tampoco colocarse debajo de un poste de teléfono o de transmisión. Si lo único que hay es un pequeño bosque o grupo de árboles, situarse debajo de ellos, resguardándose en el árbol más pequeño. Si no se encuentra refugio ponerse de rodillas, tomarse los talones, inclinarse hacia adelante y agachar la cabeza sin que toque el suelo, buscando que ésta no sea la parte más alta del cuerpo.

– Respecto a las casas en el campo, cerrar las puertas y ventanas, y no caminar sobre suelos húmedos o con calzado mojado. En el hogar, la máxima seguridad se encuentra en la cama, y si es de madera mejor. Dentro de la casar evite todo contacto con cosas que de alguna manera estén vinculadas con el exterior, por ejemplo, las canillas lo están a través del agua y las cañerías, el teléfono mediante la línea telefónica (usar uno inalámbrico), los artefactos eléctricos a través de las líneas de distribución eléctrica, y hasta los marcos metálicos de las ventanas, etc.

– Si te encontrás con un grupo de amigos, no permanezcan juntos, sepárense lo más rápido posible sin correr. Se recomienda distanciarse unos tres metros por el efecto lateral de los rayos, para evitar que se transmita de un individuo a otro.

– Si estás pescando o nadando, salir del agua inmediatamente, alejarse del cuerpo acuoso y buscar refugio. Estar cerca del agua es extremadamente peligroso.

– En el auto, lo ideal es estacionar en un lugar abierto donde no haya árboles que puedan caer sobre el vehículo. Permanecer allí con las luces intermitentes hasta que pase la lluvia fuerte y evitar los caminos inundados.

Fuente: Guillermo Valls / Conbienestar

COMENTARIOS