Política

Rebelión en el barrio: Zamora no se quiere bajar y afirma que Massa le falta el respeto a los tigrenses

El intendente del partido bonaerense se enteró hoy el acuerdo por el cual el PJ-kirchenrismo le cedió el municipio a Massa, que quiere imponer a su esposa, Malena Galmarini, como nueva jefa comunal

jueves 13 de junio de 2019 - 2:05 pm

Una de las condiciones que puso Sergio Massa para acordar su regreso al kirchnerismo fue poder impulsar a su esposa, Malena Galmarini, como próxima intendenta del municipio de Tigre. Fue una de las cuestiones que el líder del Frente Renovador no quiso negociar para dar el “sí” y regresar al hoy Frente Todos.

Desde el PJ-kirchnerismo aceptaron y le dieron al ex jefe de Gabinete de Cristina Kirchner el virtual control de Tigre a través de la designación de un apoderado partidario que responde al líder del Frente Renovador. Se trata de Eduardo Cergnul, quien le da la lapicera a Massa para cerrar la lista del municipio de cara a las Primarias. Fue así como se selló el acuerdo entre Alberto Fernández y el “repatriado” dirigente peronista.

Quien salió perjudicado con esta jugada de último momento fue el intendente de Tigre, Julio Zamora, quien busca la reelección y es el candidato en las encuestas (según Clarín, 45% contra apenas un 15 de Galmarini). El intendente tigrense, quien había abandonado hacía un tiempo el Frente Renovador para sumarse a Unidad Ciudadana, se enteró este jueves que perdió su poder contra su ex socio político.

Fue el mismo Zamora quien afirmó esto en diálogo con Perfil, y anticipó que no está dispuesto a ceder su candidatura para la reelección. “Me enteré mi partido le cedió a Massa la designación de un apoderado, y no se me permite discutir en igualdad de condiciones mi participación en el proceso electoral de este Frente. Las autoridades del PJ deben rever esta situación, es totalmente injusta”, dijo en diálogo con ese medio.

Días atrás, Zamora afirmó que estaba dispuesto a presentarse en las PASO para competir ante una eventual candidatura de Malena Galmarini. Sin embargo, hoy se estaría quedando afuera. La contrapropuesta fue que fuera con una boleta corta de concejales, y la sugerencia de que lo piense, aunque su respuesta fue clara: que “no tenía nada que pensar”. “El hecho de que soy el intendente de Tigre, el presidente del Partido y que formo parte de esta alianza, hace que todo esto sea un escándalo”, indicó.

“Hay negociadores del frente del PJ que negociaron con los hombres del Frente Renovador y resolvieron esto. Es un dislate total, es tener a tigre como un botín y no lo voy a permitir”, expresó el exconcejal. Zamora señaló además que solo busca que se garantice su participación en una primaria en igualdad de condiciones. “Tengo que ser candidato y discutir el liderazgo territorial. No me pueden decir vas de diputado o legislador porque no se está discutiendo eso”, dijo.  El mandatario aseguró que cuando inició el  proceso de unidad con sectores del kirchnerismo y Unidad Ciudadana, los dirigentes del peronismo “lo felicitaban” por tomar ese camino. “Ahora siento que me tiran por la ventana”, expresó.

Según cuenta Zamora, el precandidato a Presidente Alberto Fernández le aseguró que sería él quien tendría que negociar con Sergio Massa.“Evidentemente Alberto no pudo garantizar esto, pero le tengo respeto y sé que tiene las mejores intenciones conmigo. Yo no lo quiero molestar por este tema, el es candidato a Presidente”, dijo Zamora a Perfil. “He recibido llamados de apoyo de todo tipo, incluso de adversarios. La amenaza de que Sergio Massa pueda manejar el destino de Tigre no le gusta a mucha gente del Municipio. Puede que no me elijan a mi, pero quieren que yo participe“, concluyó.

COMENTARIOS