Salud

Várices prematuras: qué las causan

Cómo mejorar tu circulación y evitar estas molestias

miércoles 12 de junio de 2019 - 7:28 am

La causa más prominente de las várices, con un 80% comprobado en diferentes estudios, es la herencia, específicamente si tu mamá, padre o abuelos sufrieron esta enfermedad. Dejando a un lado la genética y la edad, son causadas por tu estilo de vida.

El riesgo de tener várices aumenta si:

- Has estado o estás embarazada.

- Tenés sobrepeso.

- Estás sentada o parada todo el día o buena parte de él.

- Llevás una vida sedentaria.

- Has estado en reposo un largo periodo de tiempo.

- Tomás medicamentos que afectan tu circulación.

- Ciertas pastillas anticonceptivas.

- Usás con regularidad ropa ajustada o tacos altos.

La edad es un factor de riesgo leve para las venas varicosas debido al uso y desgaste de las válvulas de las venas que regulan el flujo sanguíneo.

Cada vez más doctores confirman que la edad promedio ha disminuido, ahora pueden aparecer várices antes de cumplir 30 años, esto se debe a la vida sedentaria y al sobrepeso.

Debés visitar a tu médico si alguna de estas señales coinciden con vos:

- Sentís las piernas pesadas o con hormigueo, ciertas veces con un poco de dolor que por lo general se alivian cuando las elevás.

- Te cuesta trabajo caminar grandes distancias.

- Has encontrado capilares dilatados en la piel, semejantes a patas de araña.

- Las venas son de color morado oscuro o azul profundo.

- Hinchazón total o parcial de la pierna (talones, tobillos, pantorrilla, etc).

Consejos para mejorar tu circulación

- Visitá a tu médico.

- Bebé 2 litros de agua al día.

- Usá prendas de compresión. certificadas, como leggings especiales.

- Intercalá el uso de tacos y zapatillas.

- Si es necesario utilizá plantillas de gel.

- Hacé ejercicios de punta talón, aun cuando estés en el trabajo.

- Caminá 15 minutos diarios.

- Usá escaleras en vez de ascensor.

- Estirate cada tanto.

- Elevá las piernas, si es posible sin ayuda de un apoyo.

- Alimentate bien.

- Usá bicicleta, puede ser estática.

- Aplicá baños de agua fría en el área afectada.

Opciones sin cirugía (esto deberá recomendarlo tu médico):

Terapia láser endovenosa

Es menos dolorosa que una ligadura y extracción venosa, y tiene un tiempo de recuperación más corto. Se necesita anestesia local o un sedante suave.

Ttratamieno láser

Rápido y mínimamente invasivo que no requiere hospitalización. El procedimiento dura en promedio una hora; hay muy poco o ningún dolor.

Escleroterapia

Utiliza una solución inyectada en las venas. Hace que se separen de las otras venas de la pierna, se cierran con el tiempo y eventualmente se absorben en el cuerpo.

Fuente: Cosmopolitan

Compartir