Belleza

Hilos tensores, de qué trata el lifting sin cirugía

Cuáles son los efectos de estos "hilos mágicos" que evitan pasar por el quirófano

lunes 10 de junio de 2019 - 7:54 am

Los hilos tensores son una técnica de medicina estética que tiene como finalidad crear una tensión en la piel para evitar que se vea flácida, disimular las pequeñas arrugas, o elevar ciertas partes del rostro o del cuerpo.

Además, ayuda a generar la producción de colágeno y elastina, lo que mejora el aspecto y la sujeción de los tejidos, y activa la microcirculación de la zona, aumentando la síntesis de colágeno y la regeneración de las células.

Se realiza de manera ambulatoria, con una pequeña dosis de anestesia local, de forma rápida, poco invasiva y con una recuperación inmediata. Por ello, desde hace algunos años se ha puesto de moda como alternativa al lifting, que sí requiere la entrada en un quirófano, y cuya vuelta a la normalidad conlleva más tiempo.

Se utilizan unos filamentos quirúrgicos que se colocan por debajo de la piel y que no se aprecian a simple vista. Tienen su origen en Japón y son utilizados para realizar suturas internas, pues una de sus principales características es que son reabsorbibles y biocompatibles. Hay de diferentes grosores y longitudes –dependiendo de la zona a tratar, si es facial o corporal–, y también se diferencian según el material del que están hechos, o su forma.

Entre los más usados están los de polidioxanona (PDO) o de ácido poliláctico, en cuanto al material con el que están hechos, y la diferencia entre ellos está en su duración. Los de PDO son absorbidos en unos tres meses y sus efectos duran entre nueve y 12 meses, mientras que los polilácticos son reintegrados por el organismo en unos seis meses, y sus efectos se mantienen entre un año y medio y dos años.

Por otro lado,  se pueden distinguir según su forma, si son lisos o espiculados –una especie de espinas bidireccionales que actúan como un ancla en la piel–. La diferencia depende de las necesidades, si es solo dar luminosidad o quitar arrugas finas se utilizarán los lisos, si la piel está caída, o se quieren levantar, por ejemplo, las mejillas, se utilizarán los espiculados.

Fuente: Web consultas

COMENTARIOS