Salud

Formas de mejorar tu atención

Si tenés problemas para concentrarte en tus tareas diarias, probá estos trucos

domingo 9 de junio de 2019 - 7:02 am

Nadie le puede prestar atención a todo. La información arremete contra los sentidos todo el tiempo. Por desgracia, al envejecer, tenés menos memoria de trabajo (también llamada “memoria de corto plazo”); si no prestás mucha atención, la información ya no se fija con tanta facilidad como antes. Ésa es una de las razones por las que una persona mayor puede tener problemas para alternar entre dos tareas.

Uno no pierde por completo la capacidad de concentración; sin embargo, esto exige más energía e interés. Todos nosotros nos distraemos y perdemos la concentración de vez en cuando. Si esto te sucede seguido, acostumbrate a usar estas estrategias para ayudar a compensar esa falta.

- Tomá notas: escribir te obliga a prestar atención y ayuda a trasladar la información desde la memoria de corto plazo hasta la de largo plazo. Y te permite llevar un buen registro por si lo necesitás más adelante.

- Llevá un grabador de bolsillo: cuando las personas están nerviosas o bajo estrés, quizá no recuerden con precisión o en su totalidad lo que les dijeron en el consultorio. La misma estrategia puede ayudarte en la vida cotidiana para registrar conversaciones importantes o, incluso, memos personales para vos mismo. Luego podrás repasar la grabación cada vez que quieras.

- Auriculares reductores de ruido: a diferencia de los tapones, estos aparatos reducen o eliminan el sonido del ambiente, y apenas amortiguan los sonidos distintivos. Por ejemplo, si te los ponés en la oficina, eliminará el murmullo de las máquinas y el parloteo de fondo, mientras que podrás oír a alguien que te hable o el teléfono cuando suene.

- Controlá las distracciones sensoriales: manejá las distracciones controlables a tu alrededor, como apagar la música, la televisión y la radio. Si tenés frío, ponete un suéter. Si tenés hambre, comé. Si sentís que el aire está enrarecido, abrí una ventana. Cuanto más cómodo estés, mejor podrás concentrarte.

- Encontrá un rincón tranquilo: si no tenés control total del ruido, andate a otro lugar.

- Estimulá la concentración con cafeína: El café descafeinado no funcionoa. Este truco sirve sólo si vos ya sos bebedor de café. De lo contrario, los efectos secundarios de la cafeína —ese nerviosismo— solo perturbarán tu atención.

Fuente: Selecciones

COMENTARIOS