Salud

Las dolencias cada vez más frecuentes de la modernidad

Cuando la tecnología afecta nuestra salud

sábado 8 de junio de 2019 - 7:32 am

La tecnología sirve para ayudar como herramienta pero si no se controla su uso puede complicar la calidad de vida. “Cuello de WhatsApp", "pulgar atascado", y trastornos circulatorios en las piernas, son algunas de las dolencias de este siglo que aparecen cada vez con más frecuencia.

"Las personas pasan entre dos y cuatro horas por día con la cabeza inclinada hacia el celular, lo que genera el llamado cuello de WhatsApp, que ocasiona dolor debajo de la nuca, en la cervical y desórdenes musculoarticulares leves", explicó el kinesiólogo Diego Castagnaro (MN 3241) al portal ConBienestar.

El uso excesivo de celulares también puede ocasionar "pulgar atascado", que ocurre cuando "las articulaciones del pulgar permanecen mucho tiempo hacia la cara interna de la mano", explicó.

Nuestro cuerpo debe hacer mucho esfuerzo para mantener esas posiciones antinaturales y, al no movilizar el cuello, por ejemplo, los grupos musculares pierden fuerza y se debilitan, como todo lo que no se utiliza.

Algunas medidas para aliviar el dolor son "usar el teléfono estando sentados y apoyarlo sobre el escritorio, situar el equipo a la altura de los ojos para evitar flexionar la columna, usar almohadillas de descanso cuando se trabaja con mouse, elongar y hacer actividad física de bajo impacto, como natación o pilates", indicó el especialista.

Los anti-inflamatorios y relajantes musculares tienen poca eficacia cuando las contracturas y dolores son crónicos. Por eso existen también terapias manuales, como la osteopatía y la reeducación postural global (RPG), y técnicas como la proloterapia y el plasma rico en plaquetas.

Otra de las patologías que está en aumento por el uso de dispositivos electrónicos es el síndrome de ojo seco. Se caracteriza por la alteración en la producción de lágrimas, que genera síntomas como irritación y picazón ocular y molestias al utilizar lentes de contacto. No tratarlo puede generar graves consecuencias, ya que el párpado está en permanente fricción con el ojo sin lubricación.

Otro problema moderno son los servicios on demand de películas y series que provocan una adicción que en ocasiones quita horas de sueño.

Fuente: ConBienestar

COMENTARIOS