Incendio en Valparaíso

El gobierno chileno considera que el incendio en Valparaíso fue intencional

El director de la Oficina de Emergencias sostuvo que "es muy probable" que haya sido producto de intervención humana. El siniestro ya se cobró 13 vidas y hay más de 8.000 afectados

lunes 14 de abril de 2014 - 6:40 pm

El gobierno chileno comunicó este lunes que “el gigantesco incendio que azota desde el sábado el puerto de Valparaíso fue ocasionado por una o más personas”. “Aquí hay acción humana y a eso nos abocamos”, reveló el director regional de la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi), Guillermo de la Maza. [pullquote position=”right”]El gobierno chileno considera que el incendio en Valparaíso fue intencional[/pullquote]

Si bien se había pensado desde el Gobierno un comienzo casual del siniestro, por el choque de dos aves contra un cable de luz, se descartó dicha hipótesis. “Donde se origina el incendio, no hay tendido eléctrico, por lo tanto, un ave que se electrocute no puede volar más allá de 100 metros. Tampoco hubo caída de cables”.

Por ello, De la Maza adelantó que, en caso necesario, el Gobierno iniciará acciones judiciales por la tragedia. “Alguien tiene que pagar y para eso es que necesitamos la colaboración de la gente. Esto no se trata de delatar, sino de tener una actitud cívica responsable. Hay que denunciar a quienes han hecho este tremendo daño a la ciudad”.

El siniestro se transformó en el mayor de la historia en esa ciudad que mira al Pacífico. Se desató el sábado pasadas las 19.00 GMT en un sector forestal del camino La Pólvora, cercano a la ciudad de Valparaíso, a unos 120 kilómetros de la capital, pero se expandió rápidamente hacia zonas pobladas de varios cerros vecinos.

Las autoridades chilenas elevaron, este lunes, a trece el número de muertos por el incendio en Valparaíso: “Desgraciadamente ha sido encontrado el cuerpo de una persona no identificada, calcinada en el sector del Olivillo. Esta sería la persona número 13”, precisó el almirante Julio Leiva, jefe de la primera zona naval.

COMENTARIOS