Policiales

Monte: qué dijo la policía que derrumbó la trama de encubrimiento

La oficial dio detalles de la persecución y contó cómo intentaron ocultar pruebas de la tragedia que terminó con la vida de cuatro jóvenes

jueves 30 de mayo de 2019 - 8:40 am

A una semana y media de la masacre de San Miguel del Monte, aún se busca esclarecer la situación. En las últimas horas, se conoció un testimonio que reveló qué pasó esa madrugada. La declaración, estuvo acompañada de indicios y pruebas que resultaron coincidentes con la historia.

De esta manera, sirvió como una pieza clave de la acusación contra doce policías y un funcionario municipal detenidos por la muerte de los cuatro jóvenes.

La policía Melina Noelia Bianco, de 25 años, el domingo a la noche cubría una guardia en la seccional. La efectiva Viajaba en el patrullero que se detuvo en una esquina para interceptar al Fiat 147 que conducía Aníbal Suárez y en el que iban también Danilo Sansone, Gonzalo Domínguez, Camila López y Rocío Guagliarello. En la madrugada del lunes, ese auto terminó estrellado debajo del acoplado de un camión estacionado.

La oficial que confesó todo, está detenida e imputada por encubrimiento. Ella iba en el asiento trasero del patrullero que conducía Mariano Ibáñez. El acompañante era Manuel Monreal, quien según el relato de Bianco, fue quien apuntó con su arma y disparó al auto en el que iban los chicos.

“Se para adelante como para detenga su marcha. Y como esto no ocurre, saca el arma y dispara de atrás una vez que pasó. Habrá disparado como mínimo tres veces”, contó en la indagatoria judicial que accedió Clarín.

El segundo coche conducía el oficial Leonardo Ecilape, acompañado por el capitán Rubén Alberto García. Los agentes estaban recorriendo la ciudad y habrían acudido a un llamado del 911 por un episodio registrado en el barrio Montemar, de San Miguel del Monte.

Y recordó: “Ibamos por la costanera hacia el barrio Montemar y nos encontramos de frente el Fiat que viene rápido y atrás el patrullero de García y Ecilape. Nos cruzamos y por radio nos dicen que eran ellos y que teníamos que agarrarlos”. Y agregó: “En ningún momento dijeron nada por radio sobre el motivo que originó la persecución“.

Según su relato, Monreal no fue el único que tiró. “García venía disparando. Habrán sido, mínimo dos o tres disparos, pero no vi si impactaron en el coche. Yo vi que sacó el arma. Creo que era la reglamentaria, pero pudo ser otra. Porque se decía que García usaba tambien una 22. Sacó el arma por la ventana”, admitió.

Y agregó: “Yo me quedé encerrada en el patrullero. Ninguno tenía chaleco. Escuchaba muchos tiros, estaba muy asustada”.

COMENTARIOS