Sociedad

“Ahora veo nenitas y…”: en un nuevo audio, Teruel reconoce que su padre sabía de los abusos

El hijo de Mario Teruel, fundador de Los Nocheros, se encuentra detenido por violación; filtraron un nuevo fragmento de la charla que mantuvo con su presunta víctima y allí reconoce que su padre estaba al tanto de todo

miércoles 29 de mayo de 2019 - 4:41 pm

Lautaro Teruel, hijo de Mario, fundador de “Los Nochero”, reconoció en un audio privado que se filtró este miércoles que su padre estaba al tanto de la violación que había perpetrado: “Al principio me bardeó y después hablamos bien y le conté que es algo con lo que lucho hace tiempo”.

“¿Tus viejos saben?”, indaga en el audio la joven que fue víctima de sus abusos. “Sí -responde el acusado-, porque tu abuela me dijo: ‘Tenés que hablar con tu papá’. Y tiene razón, fue como dos días después de nuestra charla”.

Y sigue: “Ahora veo a las nenitas… y no me pasa nada. No es que yo sigo ahí. Si tuviese duda al ver una pendeja, le diría a mi viejo ‘ayudame’. Porque o voy a un loquero o voy en cana”, se escucha decir a Lautaro Teruel, en una conversación grabada por la adolescente de la que abusó hace diez años, cuando la víctima tenía 6 años. La chica con la que dialoga fue la que luego lo denunció en la Justicia y dio pie a la detención del joven de 28 años.

La conversación -difundida este miércoles por Canal Siete de Salta- ya está en manos de la Justicia. En la misma, el hijo del “Nochero” precisa el momento en el cual sus padres se enteraron de que había abusado de otra nena que, por entonces, iba a quinto grado de la escuela primaria.

“Saludo a mi vieja y me saluda raro. La Pato (una familiar suya) ya le había contado. Me sacó un re peso (de encima), olvídate. Ese día tuvieron cero onda. Al otro día me agarró mi viejo, hablamos bien, me bardeó un toque. Y después le dije que necesitaba hablar con vos. Era algo con lo que venía luchando hace mucho tiempo, y hoy siento que no lucho”, le cuenta a la víctima.

Luego contó cómo se siente en el presente cuando observa a una menor de edad. “Es algo con lo que he luchado después de lo tuyo, fueron años de que veía una pendeja y me quería alzar. Pasó el tiempo y me di cuenta que no, cualquiera. Tengo cien minas para garchar si quiero, y una nena no tiene nada que ver, una nena que no tiene noción de nada, que no tiene por qué enterarse de esas cosas. Los primeros años me costó pero hoy no, tengo mi casa repleta de niñas y niños y la mejor; las trato como hermanitas”, relata.

Además, en oro fragmento de la conversación, compromete sin dar el nombre a un familiar suyo, al que acusa de tener intenciones sexuales con menores de edad. “Tengo un primo que es el que me enseñó todas estas pelotudeces. Él siempre me decía: ‘Si ves durmiendo a tu prima…’. Hoy en día lo veo y sigue siendo igual. Lo hablé de mil maneras con él, pero el loco tiene ese chip, y si él no decide cambiarlo le va a pasar algo parecido a lo mío. O va a venir una mina y va a decir ‘este es un culiado’. Él sabrá lo que hace, o no lo sabe, o lo sabe pero no lo mide”, explica.

Y agrega: “Después de esto un amigo me dijo: ‘Tenés que estar tranquilo’, y fue revelador porque uno no se pone a pensar… La moral es el juez más picante que uno tiene, si la moral no te dice nada, va a venir alguien a decirte que estás meando fuera del tarro. Yo consideraba que mi moral me estaba liquidando”.

Lautaro dijo que no se consideraba “un mal tipo” y explicó: “Si supiera que soy malvado, no tengo necesidad de venir a hablar con vos, con tu vieja, me hago el pelotudo con mi viejo, pero consideré que era más liviano tener una charla con la gente que quiero antes de que me tenga que exiliar por lo que piensan que soy”.

COMENTARIOS