Elecciones 2019

Los motivos detrás de la fórmula Kicillof-Magario

Desde el acto en Merlo cuando la flamante fórmula bonaerense se tomó una foto con la presidencial, comenzó a especularse con la noticia, que ayer fue confirmada. Los motivos detrás de la fórmula

miércoles 29 de mayo de 2019 - 11:22 am

Desde que Alberto Fernández y Cristina Kirchner compartieron una foto junto con Kicillof y Magario desde un acto en Merlo, comenzó a especularse con que sería la fórmula para la provincia de Buenos Aires.

Si bien ya era un secreto a voces, la noticia la confirmó ayer primero el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi y luego el de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde.

La decisión fue tomada por la ex presidenta Cristina Kirchner, quien sigue manejando los hilos de Unidad Ciudadana. La especulación de Massa ante una eventual ofrecimiento de la candidatura y su retardo en la respuesta y el ida y vuelta con Alternativa Federal apuraron la decisión de la senadora. Incluso, desde el círculo del kirchnerismo se sabía que Kicillof medía mejor en las encuestas que el tigrense en la Provincia.

Además, el ex ministro de Economía es respetado por dirigentes kirchneristas y en sus recorridos es tratado como un “rockstar”, pese a las críticas que algunos le esgrimen por su pasado en el Ministerio.

La decisión de Magario fue más fácil: querían que fuera una mujer; la intendenta de La Matanza fue la que más cerró por ser la que más votos mueve, siendo ese distrito uno de los claves a nivel provincial en las elecciones.

Ahora, lo que resta anunciar es otra foto. La del primer candidato a diputado nacional que también, dicen, podría ser un varón. La mayoría de los dirigentes señala a otro peronista con historia peronista. Otro de los que se alejaron y se reconciliaron con Cristina Kirchner, el segundo en bajarse de su precandidatura presidencial y el primero en estar tres horas, casi toda una tarde, con Alberto Fernández el pasado jueves. Se trata de Felipe Solá, hoy diputado nacional, que si va por una nueva candidatura renunciaría a su banca (le restan dos años de mandato) para ponerse al frente de la campaña provincial y trabajar cuerpo a cuerpo con la fórmula presidencial.

COMENTARIOS