Política

Lousteau quiso meter un gol en temas ferroviarios, pero quedó en “offside” en Twitter

El diputado nacional apuntó contra la eficiencia del Estado recordando que el tren a Mar del Plata tarda 6:30 horas cuando en 1957 tardaba "un 50% menos de tiempo"

sábado 25 de mayo de 2019 - 12:48 pm

En su nuevo libro “Debajo del Agua”, el diputado nacional Martín Lousteau indaga las razones por las que la Argentina dejó de crecer en el último medio siglo y lanza al aire algunas alternativas ante esta situación de estancamiento.

Uno de los puntos que resalta en su reciente publicación es la necesidad de transformar al Estado para volverlo más eficiente. Esta semana, en una presentación del libro que realizó en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), volvió sobre este último punto con un ejemplo: el tren que une Buenos Aires y Mar del Plata.

“El tren a Mar del Plata tardaba hace 50 años 4 horas y media. Ahora, tarda 6 horas y media: el 50% más de tiempo. Hay que recuperar la capacidad del Estado de ordenar. Y para eso la política tiene que definir prioridades: en qué se va a gastar y en qué no”, escribió este jueves en su perfil de Twitter, retomando una de las frases dichas durante la presentación de su libro ante estudiantes de la UNLP.

De inmediato, su mensaje se inundó de respuestas críticas por parte de más de mil usuarios, que leyeron en sus palabras un intento por criticar la gestión actual del Gobierno apoyándose en datos engañosos.

La mayoría de sus seguidores le recordó que en los últimos años se logró volver a poner en funcionamiento el tren que une Constitución con Mar del Plata, servicio que había dejado de funcionar en agosto de 2015. El 23 de agosto de aquel año, durante la gestión del por entonces ministro de Transporte, Florencio Randazzo, una tormenta provocó la crecida del Río Salado que afectó el puente por donde pasaban los trenes en la localidad de Guerrero y las máquinas debieron pararse hasta que ese sector fuera reparado.

A eso luego se sumaron problemas en los durmientes de las vías. En 2015, Randazzo le había otorgado la licitación con rapidez a una empresa marplatense, apurado por la campaña electoral en la que aspiraba poder competir en una interna del Frente para la Victoria con el por entonces gobernador Daniel Scioli. Finalmente, los durmientes de las vías se rompieron.

Para ponerlo nuevamente en funcionamiento se necesitó una inversión de 1.300 millones de pesos -información oficial brindada en agosto del 2017-, con la que se renovaron 208 kilómetros de vías, lo que incluyó la colocación de rieles, 250.000 durmientes de hormigón y 600.000 toneladas de balasto.

Las obras, que estuvieron a cargo de Trenes Argentinos Infraestructura, incluyeron la construcción de un puente nuevo sobre el Río Salado de 250 metros de longitud.

Mayores pasos a nivel

Los usuarios le recordaron a Lousteau estas obras, pero además pusieron el foco en un detalle no menor: en 1957 el tren circulaba por zonas no urbanizadas y con menores estaciones intermedias, que le permitían realizar viajes directos y a mayor velocidad.

Nexofin consultó a especialistas que confirmaron que en 1957 sólo existían 20 pasos a nivel en el tramo Constitución-Mar del Plata. Actualmente son más de 140 los pasos a nivel que debe cruzar la formación para unir ambas estaciones cabeceras, lo que obliga al motorman a descender la velocidad de manera obligada ante cada cruce.

COMENTARIOS