Salud

Cómo prevenir las lastimaduras por el roce de los zapatos

Cómo evitarlas o curarlas en el caso que ya hayan aparecido

sábado 25 de mayo de 2019 - 7:21 am

Las rozaduras son daños superficiales de la piel que se producen por el roce o el contacto con alguna superficie dura. A veces se producen heridas, que pueden generar infecciones, enfermedades o ampollas. Por eso, es muy importante saber evitarlas, tratarlas y cuidarlas adecuadamente.

– Usar zapatos adecuados que no queden demasiado apretados ni holgados, sino que se acoplen bien al pie. Lo mejor es que sean de material transpirable.

– Secarse bien los pies después de ducharse. No debemos dejar las extremidades propensas a las rozaduras húmedas.

– Usar medias, ya que son las encargadas de proteger al pie contra el roce. Las acrílicas son mejores que las de algodón contra las rozaduras y ampollas, porque las últimas generan más humedad.

– Utilizar talco, ya que ayuda a evitar la humedad que genera rozaduras; y disminuye la fricción y la aparición de microorganismos.

– Usar almohadillas antideslizantes o parches de gel para evitar el roce del zapato -sobre todo es idóneo en sandalias y zapatos de taco-.

– Podés untar los zapatos que te molesten en crema hidratante. Ésta ablandará el calzado y hará que el pie se acople.

– Aplicar frío al calzado. Podés introducirlos en una bolsa de plástico y meterlos al congelador. Cuando los saques se amoldarán.

Consejos para cuidar y curar las rozaduras

Remedios caseros

Para curarlas lo antes posible existe un remedio casero económico y fácil. Necesitarás agua oxigenada, bicarbonato y jabón suave. Deberás lavar la rozadura con jabón para evitar que ésta se te infecte; a continuación, cubrila con agua oxigenada y seguidamente ponete bicarbonato de sodio.

Pomadas

Podés cuidar tu rozadura con cremas o pomadas que venden en farmacias. En este caso, suelen ser idóneas cremas indicadas para quemaduras leves de primer grado o, incluso, de segundo; y cremas cicatrizantes con acción antibiótica para heridas infectadas o con riesgo de infección.

También hay remedios naturales. Una de las plantas más utilizadas es el aloe vera. Tiene un alto poder cicatrizante gracias a que hidrata en profundidad. Si tenés en casa, cortá una de las hojas y untá su gel en la herida o, sino, podés comprarlo en cualquier establecimiento teniendo en cuenta que sea 100% áloe vera.

Tomillo

Otra de las plantas naturales perfectas para la rozadura. Gracias a su función antiséptica curará tu herida lavándola durante 3 o 4 veces al día con una infusión bien cargada de tomillo. La manzanilla también es idónea para estas situaciones ya que es un buen desinfectante. Prepará una infusión -una cuchara por vaso de agua- y aplicala en la rozadura.

Remedios caseros con huevo, miel o banana

Aunque los anteriores calman la herida, existen varios trucos caseros que te ayudarán a moderar el dolor y ardor. Uno de ellos consiste en desprender la telita de la cáscara de huevo y aplicártela sobre la zona afectada. También podés frotar con el interior de la piel de banana las rozaduras de los pies varias veces al día. O mezclar miel con ajo machacado y aplicarlo directamente sobre las rozaduras.

Fuente: Bekkia

COMENTARIOS