Ataque a Héctor Olivares

El presunto autor del crimen del Congreso negó que el arma homicida sea suya

Navarro Cádiz volverá al penal de Marcos Paz, donde permanecerá encerrado junto a su padre mientras intenta recordar lo que pasó en la madrugada de Plaza Congreso

miércoles 22 de mayo de 2019 - 10:56 pm

Juan José Navarro Cádiz, el hombre sospechado de haber disparado contra el diputado Héctor Olivares y el funcionario Miguel Yadón, declaró este miércoles y negó conocer a las víctimas, aseguró que no recuerda nada de aquel episodio de la madrugada del jueves 9 de mayo y aclaró que la pistola secuestrada en su casa no es suya.

"El Cebolla" fue trasladado a Tribunales esta mañana desde el penal de Marcos Paz, donde comparte un pabellón con su padre, Miguel, arrestado por encubrimiento. Poco después de las 15, el joven compareció ante los funcionarios judiciales, donde ratificó en la Justicia que la noche previa al crimen consumió alcohol y drogas.

Según aseguró su abogado, Ramón Arigós, el detenido habría consumido una cantidad importante de "alcohol y cocaína, mucha, desde las 10 de la noche, una ingesta faraónica". El presunto asesino, asevera Arigós, es un adicto "hace siete años, desde sus 17".

También afirmó que estuvo en el auto de Juan Jesús Fernández, "El Gitano", pariente suyo y el dueño del Volkswagen Vento desde donde salieron las balas en Plaza Congreso. Sin dar demasiadas exactitudes, dijo que en el vehículo manipuló un arma y que escuchó el ruido de los disparos.

Más temprano declaró también Juan Jesús Fernández, quien mantuvo su versión de que Navarro Cádiz fue quien disparó y ratificó el nulo vínculo con las víctimas de todos los acusados, pero agregó que los Navarro tenían armas y solían usarlas, por ejemplo, disparando en la ruta.

Por otra parte, Fernández negó que Miguel Navarro haya estado en el auto durante el ataque: dijo que lo fue a buscar después del hecho. Los investigadores creen que el encargado que dijo que los vio juntos esa mañana tal vez se haya confundido con los horarios.

La situación de Navarro Cádiz es la más comprometida: varios acusados lo señalaron como la persona que disparó en el ataque. Además, en un allanamiento a su departamento en la calle Montevideo 76 del centro porteño, la División Homicidios de la Policía Federal halló el arma calibre .40 que se usó en el ataque que terminó con la vida de los dirigentes políticos. La pistola, la misma que dijo que no es de su propiedad, estaba escondida dentro de una bolsa en la cocina.

COMENTARIOS