NBA

Los Warriors de Curry jugarán su quinta final de NBA consecutiva

Por: Santiago Caruso

Golden State no se conforma con el bicampeonato y va por más: sin Durant ni Cousins, un Stephen en "modo MVP" contribuyó para liquidar la serie 4-0 ante Portland

Este equipo no se cansa de hacer historia. El actual bicampeón de la NBA se quedó con el título de la Conferencia Oeste contra Portland con un implacable 4-0 en el globlal, tras imponerse por 119-117 en el Moda Center de Canadá. Golden State ratificó su condición de “equipo de época” y son la segunda franquicia de todos los tiempos en alcanzar cinco definiciones por el anillo de manera consecutiva, luego del inolvidable período de Boston Celtics entre 1957-1966.

Stephen Curry volvió a tener otro rendimiento magnífico y decidió dar por finalizada la instancia. Fue el máximo anotador del partido con 37 puntos y completó su triple-doble con 13 rebotes y 11 asistencias en los 47 minutos que estuvo en cancha. Sin dudas, la estrella que le dio brillo a la noche.

Lo siguió Daymond Green, todo un símbolo de esta formación, también con un triple-doble de 18 unidades, 14 rebotes y 11 asistencias. Ambos se transformaron en los primeros compañeros en sellar un triple-doble en los play-offs de la NBA dentro del mismo cotejo.

A la ausencia de Kevin Durant (no quisieron arriesgarlo de su lesión en el gemelo) y DeMarcus Cousins (continúa lesionado del cuádriceps), se sumó la de Andre Iguodala por molestias en la pantorrilla; pero ahí apareció la banca para establecer la diferencia: Kevon Looney jugó 29 minutos y contribuyó con 14 rebotes y 12 puntos, mientras que Alfonzo McKinnie hizo lo propio con 12 puntos (2 rebotes) en 26 minutos.

Klay Thompson, el otro pilar de la estructura que bien administra y ordena Steve Kerr, no contó con la mejor de las noches y quedó con 17 puntos, 6 rebotes y 2 asistencias.

Trail Blazers presentó puntos altos pero no le alcanzó contra semejante poderío ofensivo de su rival. Meyers Leonard anotó 30 puntos, 12 rebotes y 3 asistencias y Damian Lillard aportó 28 puntos, 12 asistencias y 4 rebotes. Un escalón más abajo, J.C. McCollum 26 puntos, 7 asistencias y 6 rebotes.

Lo del número 30 es cosa seria. Promedió un total de 36,5 puntos en los cuatro partidos que duró la serie frente a su hermano Seth y jugará su quinta final al hilo para definir al campeón del básquet estadounidense. Decisivo y en “modo MVP”, los de Oakland podrán tener muchas figuras pero siempre serán los Warriors de Curry.

COMENTARIOS