Psicología

Seis consejos para enseñar matemáticas a los más chicos

Qué podemos hacer para que este proceso no se vuelta tan tedioso

miércoles 22 de mayo de 2019 - 7:02 am

Las matemáticas forman parte de las ciencias de mayor utilidad generan. A los más pequeños les ayudan a ser racionales y lógicos y también les aportan saberes sobre la cantidad o el espacio.

Asimismo, el lenguaje matemático es la base de muchas otras ramas del saber. Las matemáticas están relacionadas con la física, la química, la contabilidad, la economía, la ingeniería, la biología, la aritmética, la geometría y con muchas otras más.

Pero enseñarla plantea un reto para muchos padres. A continuación, seis consejos para hacerlo de forma efectiva y divertida.

1. Utilizá la diversión

Tu niño está en una edad en la que entretenerse es parte importante para su desarrollo. Por eso, los juegos y las actividades lúdicas son recomendables como herramientas didácticas.

Aprovechá todos los juegos que conozcas y relacionalos con números y operaciones matemáticas. Si no conocés ninguno, crealo. Es relevante que sean dinámicos porque sentirá que aprender sobre matemáticas es un proceso lúdico.

2. Incentivá el gusto

Rara vez un niño sentirá interés de forma espontánea hacia las matemáticas. Por ello, parte crucial de tu trabajo será incentivar el gusto por los números. Una opción es alimentar la curiosidad por esta materia. Los niños suelen ser muy curiosos. De hecho, se interesan por aquello que les genera cierta inquietud. Otra alternativa es hacerle entender el valor que tienen las matemáticas para su vida.

3. Usa métodos originales y creativos

A los niños les gusta la creatividad y lo novedoso. Encontrá esas tácticas con las que sienta que aprender es toda una aventura.

Las canciones son recursos que te pueden servir mucho para educar sobre el lenguaje matemático. A través de ellas logrará aprender, memorizar y practicar de forma fácil y divertida.

Los dibujos o láminas coloridas también son muy útiles. Pintar de por sí es muy beneficioso. Crear afiches para enseñar te ayudará a que entienda de manera más práctica y rápida. No debés olvidar que los niños son seres muy visuales. Además, les encanta todo lo que tenga color.

 4. Apoyate en actividades cotidianas

Las matemáticas están por todas partes. Es por esto por lo que debés apoyarte en las actividades cotidianas para enseñarle sobre suma, resta, multiplicación y división.

Podrías, por ejemplo, pedirle ayuda al pequeño para resolver operaciones fáciles relacionadas con la cotidianidad. También podrías pedirle que identifique los números o que saque cuentas simples usando los muebles de la casa.

5. Implementá la práctica con ejemplos

El aprendizaje se refuerza con la práctica. Ejemplificá a tu hijo todo lo que le enseñás con respecto a las matemáticas. Esto lo ayudará a entender de forma más clara y precisa.

La teoría es importante en el proceso de enseñanza de cualquier persona. No obstante, para un niño esta quizás le resulte algo abstracta. Por ello, debés implementar la práctica con ejemplos.

Al mismo tiempo, motivalo a crear o buscar sus propios ejemplos y a compartirlos con vos. Te podría dar una idea de cuánto de lo que le enseñás está entendiendo.

6. Tené paciencia

No debés frustrarte ni sentirte mal si considerás que no estás obteniendo los resultados esperados en determinado tiempo. Cada quien aprende a un ritmo distinto, no te olvides de demostrarle confianza.

Fuente: Mejor con salud

COMENTARIOS