Psicología

Por qué muchos recurren al alcohol para enfrentar los problemas

Cómo diferenciar cuando ya pasa a ser una dependencia

domingo 19 de mayo de 2019 - 7:29 am

Algunos lo llaman "dependencia psicológica", otros dicen que beber alcohol es "automedicación". Pero, ¿cuál es la diferencia entre el uso y el abuso de alcohol?

"Los seres humanos siempre han utilizado sustancias para mejorar su estado de ánimo, lo hemos hecho desde el inicio de la historia", le explicó a la BBC la doctora Julia Lewis, psiquiatra especializada en adicciones que trabaja en terapias de grupo en Newport, Gales.

"Sería imposible decirle a la gente que nunca debe usar sustancias o hacer algo que modifique su cerebro", agregó. Una señal de advertencia para saber si pasaste a la dependencia, sería preguntarte: ¿si no consumo alcohol este día en particular, qué me pasa? Si te sentís irritado, ansioso y enojado, ha comenzado a ser un problema.

El alcohol provoca un aumento súbito de endorfinas en el cerebro, que nos producen una sensación de bienestar y mejoran tu estado de ánimo, pero cuando dejás de beber, ese estado vuelve a bajar.

El problema es que el alcohol también produce en el cerebro un incremento de unos compuestos llamados dinorfinas, que funcionan de forma totalmente opuesta a las endorfinas. Las últimas te proporcionan un aumento de felicidad y las primeras provocan una caída en tu estado de ánimo.

Así, cuando empezás a beber alcohol de forma regular, el aumento de felicidad que te dan las endorfinas se hace cada vez más pequeño y la caída de tu estado de ánimo que provocan tus dinorfinas se hace cada vez más grande. Así, el alcohol actúa como un estimulante, pero también como un depresor.

Pero también activa en nuestro cerebro otro sistema de neurotransmisores -los compuestos químicos que transmiten las señales que controlan los procesos mentales como la conducta y las emociones- los llamados gaba y glutamato.

El gaba es tu neurotransmisor encargado de reducir tus niveles de energía y calmarte, y virtualmente está en todo tu cerebro. Cuando bebemos alcohol, nuestros niveles de gaba se incrementan y sentimos ese efecto calmante y de adormilamiento.

El glutamato, por otro lado, es tu principal neurotransmisor estimulante. Y lo ideal para el cerebro es tener un equilibrio entre el efecto calmante del gaba y el efecto estimulante del glutamato. Pero si bebés todos los días, el efecto calmante del gaba está constantemente activado y lo que hace el cerebro es incrementar el efecto estimulante del glutamato. Y eso es lo que nos hace sentir ansiosos.

Fuente: BBC Mundo

COMENTARIOS