Alimentación

Recomendaciones para regular el consumo de azúcar

Cómo controlar esa adicción que genera en muchas personas

sábado 18 de mayo de 2019 - 7:59 am

En general, la comida genera una recompensa en nuestro organismo que nos hace sentir placer. Hay personas que se decantan más por el dulce, mientras que otras lo hacen por la comida salada. Pero si nos centramos en los antojos, los ganadores suelen ser lo primero.

Probablemente periodos de ayunos prolongados hacen que el nivel de azúcar en sangre baje demasiado, un nivel alto de estrés en el cual el cerebro gasta más glucosa, dietas restrictivas o la unión de estos tres factores.

Me pongo a dieta severa (a base de proteínas y verduras), no como durante 8 horas porque entro a las 8 y salgo a las 15 del trabajo y encima tengo un nivel de estrés importante. En la primera oportunidad que tengas, surge la necesidad fisiológica y emocional de consumir azúcar inmediato, de rápida utilización.

Los productos ricos en azúcar son calorías vacías porque no aportan ningún nutriente. Cuando nos acostumbramos a obtener energía de forma fácil y rápida, el organismo se desacostumbra a trabajar para ello. Así cada vez queremos más. Lo correcto es empezar a practicar la vía más lenta de obtenerla, a través del consumo de hidratos de carbono más complejos, en los cuales la glucosa se va liberando de forma lenta.

Se recomienda obtenerlos consumiendo avena, trigo, arroz, pasta, papas y panes, si son integrales mejor, porque los azúcares se liberan de manera más lenta aún.

Hay que tener en cuenta que existen unos indicadores que pueden alertarnos sobre si somos adictos:

- Existe un consumo compulsivo diario de productos azucarados.

- Planificamos la compra de dulces.

- Sustituimos alimentos más sanos por dulces, como jugos en lugar de frutas, por ejemplo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda no hacer un consumo mayor al 5 por ciento de la ingesta diaria total en forma de azúcares libres o añadidos. Esto es no tomar más de 25 g de azúcar libre o añadido al día para los adultos, tomando como referencia una persona con una necesidad de 2000 kcal/día.

Si seguimos una dieta saludable que incluya las cantidades suficientes de frutas, verduras y cereales integrales, no tenemos por qué buscar un aporte extra en productos altamente azucarados.

Fuente: Cuidate Plus

COMENTARIOS