Negocios

Quién es Osvaldo Acosta, el cerebro de Electroingeniería que quedó manchado por los "Cuadernos"

En febrero fue detenido por orden de la Justicia, pero por decisión de la Cámara Federal recuperó la libertad un mes después; ¿quién es Osvaldo Acosta y cómo hizo para facturarle más de 1.000 millones de dólares en obra pública a al provincia de Córdoba y otro tanto al gobierno K?

jueves 23 de mayo de 2019 - 7:15 am

Un equilibrio político perfecto. Así podría definirse al sutil juego que mantuvieron durante décadas Osvaldo Acosta, fundador de la constructora Electroingería, y su amigo universitario, Gerardo Ferreyra, para beneficiarse por más de 1.000 millones de dólares en contratos provinciales de obra pública en Córdoba y quedar como la segunda compañía más beneficiada por el Estado Nacional durante los gobiernos kirchneristas.

¿Por qué un "equilibrio político"? Desde sus inicios, los gobiernos del fallecido José Manuel de la Sota y Juan Schiaretti marcaron distancia del kirchnerismo, al que llenaron de críticas durante años. Sin embargo, Electroingeniería funcionó como un puente invisible entre ambos espacios. Para lograr este objetivo, fue clave la decisión de Osvaldo Acosta de sumar al detenido Ferreyra, quien contaba con vínculos en los dos poderes, provincial y nacional.

Gerardo Ferreyra y Osvaldo Acosta, en tiempos de bonanza

En el caso de Córdoba, Electroingeniería llegó a facturarle a la provincia 1000 millones de dólares en obras públicas entre 2001 y 2018.

El éxito de Electroingeniería se basó en cuatro puntos: vínculos políticos que trascienden el partidismo de la coyuntura y se apoyan en una vieja ideología y camaradería compartida; apoyo en empresas constructoras de trayectoria para transitar proyectos que excedían su capacidad operativa; redeterminaciones de precios de la obra pública y priorización en las licitaciones públicas a partir de artilugios de diferente naturaleza, operados desde el poder.

Actualmente, la empresa enfrenta una situación de mayor debilidad, ante la reducción en la cantidad y calidad de contratos. Pese a haberse visto envuelta en múltiples escándalos y causas por presuntos sobreprecios, desde la provincia de Córdoba aún mantienen contratos vigentes con la constructora.

Un poco de historia

Electroingeniería fue fundada por el cordobés Osvaldo Acosta en 1977 y con el paso de los años se transformó en un megaemporio a nivel regional llamado Grupo Eling -que se creó en 2009 a partir del crecimiento de la compañía principal.

Inicialmente, Osvaldo Acosta fabricaba en Electroingeniería celdas y tableros eléctricos. Y el salto llegaría en 1982, cuando Osvaldo Acosta sumó a sus filas a un antiguo compañero universitario, Gerardo Luis Ferreyra, quien recién salía de la cárcel tras ser detenido por su militancia en el PRT y que con los años se convertiría en vicepresidente de la compañía y funcionaría como nexo con Casa Rosada y con el poder cordobés.

Osvaldo Acosta

En los años '70, estando en la cárcel -a la que regresó en 2018 por la causa de los "Cuadernos"- Ferreyra compartió la detención con Carlos Zannini, quien luego fue secretario Legal y Técnico de la Presidencia durante los gobiernos de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández, y quien por aquellos años era un militante de la agrupación maoísta Vanguardia Comunista.

El directivo de Electroingeniería también compartió esa cárcel con el actual ministro de Obras Públicas y Financiamiento de Córdoba, Ricardo Sosa, quien es uno de los vínculos más fuertes que tiene Ferreyra en el actual gobierno de Juan Schiaretti.

Beneficios millonarios

Osvaldo Acosta, como titular del holding, se vio beneficiado por contratos millonarios con el Estado cordobés. Las amistades de su vicepresidente le permitieron alzarse victorio en múltiples pujas por obras públicas, aún cuando las ofertas que proponían eran mayores a la de sus rivales en las licitaciones. Además, Electroingeniería ganó licitaciones para cuya capacidad operativa no estaba preparada.

Gerardo Ferreyra, detenido en la causa "Cuadernos"

La racha positiva de la compañía creada por Osvaldo Acosta comenzó en 2001 con la construcción en Córdoba de 127 escuelas financiadas por el BID. En ese negocio ganaron $ 99 millones (US$ 28,3 millones), a los que se agregaron el año siguiente otros $93,4 millones (US$ 23,9 millones) por un segundo lote de 110 establecimientos, que construyeron en asociación con Iecsa. A partir de ese año, comenzó un raíd de obras estatales que lo llevaron hasta 2018 a cobrar hasta 1000 millones de dólares sólo de contratos con la provincia.

A nivel nacional, la compañía fue la segunda más beneficiada por el kirchnerismo. Según se desprende de datos brindados en 2015 por el propio Julio de Vido, Electroingeniería fue a que más obras públicas ganó, sólo por detrás del gigante grupo ítaloargentino Techint.

Más allá de la construcción

A partir de los contratos multimillonarios con el Estado, Ferreyra y Osvaldo Acosta terminaron apalancádose e invirtiendo en la compra de medios de comunicación; eso sí, su subsistencia -al igual que ocurrió con la constructora- dependió casi exclusivamente de los aportes estatales en pauta publicitaria.

Con la compra de Radio Del Plata y con el lanzamiento del canal de televisión digital 360TV, ambos empresarios se encargaron de defender el modelo kirchnerista. Solo Del Plata recibió $ 57,1 millones de publicidad oficial, entre 2009 y 2015. Una vez que el kirchnerismo quedó afuera del poder, comenzaron los recortes y en junio del 2018 Del Plata echó a 50 empleados de su planta.

COMENTARIOS