Sexualidad

Qué deberías evitar antes y después del sexo

Qué conviene y qué no en ambos momentos

viernes 17 de mayo de 2019 - 7:38 am

Aunque es un tema personal que tiene que ver con la privacidad de cada uno, la sexualidad también es un asunto de salud. ¿Alguna vez te preguntaste, por ejemplo, qué era mejor hacer o no antes y después del sexo? Mirá algunos consejos:

Antes del sexo

1. No bebas alcohol en exceso 

Aunque está asociado con la desinhibición, beber de más puede ser contraproducente porque se lo asocia con la disminución del deseo sexual, la falta de concentración o incluso puede hacerte quedar dormido. Además de que si estás muy fuera de tu eje, al otro día no te acordarás nada y eso incluso puede ser un problema para tu salud porque siempre debés estar atento a cuidarte durante el sexo.

2. Comer pesado o alimentos picantes

Comer alimentos de digestión lenta (como las legumbres) o tomar gaseosas puede hacerte sentir molesto a nivel gástrico y generarte incomodidad al tener relaciones. Además, si comés mucha cantidad podés también sentir sueño. Por eso es mejor elegir algo liviano y fácil de digerir.

Los alimentos picantes tampoco son recomendables porque pueden generarte gases, malestar estomacal, acidez y otras molestias que pueden hacerte sentir incómodo.

3. Depilar tus zonas íntimas

Es algo muy común, tanto en hombres como mujeres. Pero aunque la piel puede sentirse muy suave también estará más sensible e irritada, y eso con la fricción de las relaciones podría ser molesto o causarte ardor o molestias.

4. Pensar en cómo lucís

No importa tanto cómo te veas, sino cómo te sientas, y qué se genere en el encuentro. No te obsesiones en mirar esa parte de tu cuerpo que no te agrada tanto.

Después del sexo 

1. Andá al baño

Orinar luego de tener relaciones te ayudará a eliminar bacterias y relajará tus músculos bajos.

2. Usá ropa interior de algodón

Si usaste alguna prenda de vestir interior de una tela como el nylon, es mejor que luego te la cambies por otra limpia y de algodón (preferentemente orgánico), ya que la piel de tus zonas íntimas puede estar un poco más sensible o irritada y esas telas pueden generar molestias.

3. No te excedas con los lavados 

Puede que sientas la necesidad de higienizarte luego de tener relaciones. Pero no te excedas ni uses jabones muy fuertes o toallitas húmedas con productos químicos y/o perfumados. Lo mejor es usar jabón neutro y agua tibia. Pensá que la piel de tus zonas íntimas es muy sensible y todo lo que sea muy fuerte puede generarte picazón, enrojecimiento o irritación.

4. Desconectar 

Cuando dos personas tienen sexo se genera entre ellas un intercambio energético, haya o no amor entre ambas. Por eso, si luego de tener relaciones te desconectás cortas eso que se ha generado. No importa que el encuentro sea solo uno, la persona que tenés al lado es alguien que merece tu respeto.

Fuente: La Bioguía

COMENTARIOS