Salud

Cuidados a la hora de usar piercings

Qué precauciones tener según dónde te los coloques

viernes 17 de mayo de 2019 - 7:48 am

Optar por utilizar un piercing requiere de ciertas precauciones para evitar infecciones y otras molestias. Prestá atención a los cuidados a tener según la zona donde te los coloques.

Lóbulo de la oreja. Perforar esta parte puede desencadenar alergia a determinados metales, además de ser una zona muy propensa a la proliferación de costras. Es una perforación común, pero deben seguirse cuidados higiénicos.

Ceja. En este sitio se acumula gran cantidad de sudor, por lo que es propenso a infectarse. En la zona central se concentran nervios y vasos sanguíneos.

Pezón. Debido a que roza constantemente con la ropa, podría infectarse. Además existe el riesgo de desgarro. Algo similar ocurre con el ombligo.

Nariz. Si perforás el cartílago pueden aparecer queloides, lesiones formadas por crecimientos exagerados de tejido cicatricial. Aunque esto puede ocurrir en cualquier herida, los queloides son muy comunes en esta parte del cuerpo.

Labio. Es una de las zonas más complejas, no sólo por el riesgo de infección, sino por el peligro para los dientes y la boca en general. Con el paso del tiempo y el roce del pendiente, podemos estropear y debilitar la dentadura.

Otros riesgos

Erisipela. Infección en la piel que se manifiesta con lesiones en forma de placas rojas, fiebre alta y escalofríos.

Hepatitis. Inflamación del hígado causada por el ataque de virus (A, B, C, D o E) que puede ocasionar deficiencias en el órgano.

Impétigo. Infección en la piel por infestación de bacterias que da lugar a la formación de ulceraciones y ampollas llenas de agua o pus.

Sida. Última fase de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana, caracterizada por destruir las defensas del organismo.

Tétanos. La bacteria causante de esta enfermedad generalmente se encuentra en el suelo, pero puede introducirse a heridas de cualquier parte del cuerpo. Da lugar a rigidez muscular, convulsiones e incapacidad para respirar.

Fuente: Vida sana

COMENTARIOS