Política

Con posturas combativas, la izquierda pisa fuerte en el terreno gremial

Fue protagonista en los dos conflictos más recientes, el de los docentes y el paro del jueves. Critican a la estructura sindical tradicional

domingo 13 de abril de 2014 - 12:54 pm

En lo que va del año, hubo dos eventos sindicales que se destacaron del resto: el paro de esta semana y la prolongada huelga de docentes bonaerenses. En estas situaciones de alto voltaje político, un factor en común fue la presencia de los movimientos de base sindicales de la izquierda combativa, opuestos a las cinco centrales obreras, que vienen ganando protagonismo.

[pullquote position=”right”]Con posturas combativas, la izquierda pisa fuerte en el terreno gremial[/pullquote]

Con una estrategia que busca maximizar su visibilidad e influencia, lograron alcanzar, en el último tiempo, una presencia cada vez de mayor peso, pese a su posición aún minoritaria frente al sindicalismo tradicional.

Su gran fortaleza reside en la capacidad de potenciar su influencia y en sus posturas siempre combativas. Sin embargo, posee una importante debilidad: su división. Las distintas tendencias que la integran se encuentran escindidas en dos polos: la Coordinadora Sindical Clasista (CSC) del Partido Obrero (PO) y el Encuentro Sindical Combativo, creado este año por Izquierda Socialista (IS), el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), los estatales jujeños, que dirige Carlos “el Perro” Santillán, y el Nuevo MAS, entre otros.

Durante el paro del último jueves, los delegados de base, comisiones internas y seccionales combativas impulsaron asambleas en fábricas afiliadas a las centrales oficialistas. Además, organizaron más de 50 piquetes en todo el país, llevando adelante consignas diferenciadas de los impulsores de la huelga general (Hugo Moyano, Luis Barrionuevo y Pablo Micheli).

La izquierda también pisó fuerte en la larga protesta de los docentes de la provincia de Buenos Aires. Allí, las seccionales combativas del Suteba, ganadas en 2013 por listas “multicolor” opuestas a la dirección de Roberto Baradel, generaron una presión de las bases en favor de posturas combativas. Este sector nutrió las movilizaciones docentes durante el paro y llevó adelante un gran número de asambleas. Con vistas al futuro, representan un gran desafío en las próximas elecciones para la dirección del gremio.

COMENTARIOS