Política

Registros del Automotor: una jugosa caja para familiares y amigos de la política

Es una caja de 15.000 millones de pesos anuales que ya intentó ser desactivada por parte de Gobierno, pero se encontró con barreras internas; ¿quiénes son los políticos que se vieron beneficiados con millones de pesos?

miércoles 15 de mayo de 2019 - 4:53 pm

Se trata de una caja estatal multimillonaria que durante muchos años fue utilizada para beneficiar a familiares, amigos y acomodados de la política vernácula. Actualmente, según una reciente investigación realizada por La Nación, el Registro del Automotor maneja un mínimo de 15.000 millones de pesos anuales.

La Dirección Nacional del Registros Nacionales del Registro Automotor y Créditos Prendarios (DNRPA) se encarga de tramitar los registros de automotor, motovehículos y maquinaria agrícola, por los que los ciudadanos deben pagar altas cifras.

El Registro del Automotor depende del Ministerio de Justicia, que usa esos millones para hacer frente a los sueldos de los contratados en la cartera. Por esta dependencia económica, el ministro de Justicia, Germán Garavano, se paró de manos el año pasado cuando sus colegas, Nicolás Dujovne y Andrés Ibarra, empujaron un proyecto para eliminar el Registro y poner fin a una caja que históricamente fue utilizada para beneficiar a familiares y amigos de la política.

Si bien la iniciativa reformista tenía luz verde por parte del presidente, Mauricio Macri, Garavano logró presionar para que no eliminaran el Registro del Automotor, al advertir que una medida en ese sentido podría generar un desfinanciamiento que lo obligaría a echar a más de la mitad de los trabajadores de su cartera ante a imposibilidad de pagar sueldos.

Una caja para los amigos

Si bien Garavano asegura que las designaciones de los titulares de los registros se realizan por concursos públicos y abiertos, la gestión del actual ministro siguió ampliando la plana de sedes: en 2017 creó 56 nuevos registros de propiedad automotor en todo el país.

Todo comenzó con el menemismo: en 1990, solo había 300 registros en todo el país. Cuando Carlos Menem dejó el Poder Ejecutivo, eran más de 900. Entre los titulares de registros estaba el peluquero del expresidente. Luego, durante el kirchnerismo, el manejo de estas concesiones quedó en manos de La Cámpora.

Hasta hace poco, los registros constituían, en su mayoría, premios o compensaciones a políticos o familiares de estos. Algunos apellidos ligados a la política con registros en el pasado son Bielsa y Garré, entre otros ejemplos.

El “caso Garré” y otros beneficiados

La diputada nacional Nilda Garré (FpV) fue imputada en la Justicia Federal por el supuesto cobro de dinero por la concesión que tiene del registro del automotor seccional 57, que recibió en 1989 del gobierno de Carlos Menem, a la vez que se desempeñaba en varios cargos de la función pública. El delito por la que se la investigó era incompatibilidad en el ejercicio de cargos públicos, ya que se puso la mira en los múltiples ingresos que estaba percibiendo por parte del Estado.

Marcela Menem, sobrina del ex presidente, también tuvo la concesión de un Registro.

También se benefició la ex vicegobernadora santafesina y reciente precandidata a gobernadora provincial María Eugenia Bielsa, quien ostentó el Registro número 7 en Rosario.

Un caso similar fue el de Marta Franco, esposa de Alberto Kohan, que tuvo durante muchos años el Registro del Automotor de Olivos.

César Aníbal Gass, hijo del ex senador radical, también tiene el suyo, en Cipoletti.

María Eugenia BielsaMario Romano, cuñado de Eduardo Duhalde, integra la nómina.

El hijo del ex gobernador entrerriano Sergio Montiel también tiene un registro, al igual que el ex diputado Juan Moure de esa misma provincia.

Pablo Martín Balza, hijo del ex jefe del Ejército, posee uno en Mar del Plata. Josefina Kammerath, hermana de quien fue intendente de Córdoba, tiene el suyo.

COMENTARIOS