Sexualidad

Cinco signos que indican que deberías cambiar la píldora anticonceptiva

Prestá atención a estos síntomas que pueden deberse al uso de estas pastillas

jueves 16 de mayo de 2019 - 7:24 am

No existe un tiempo medio para que la píldora anticonceptiva comience a traer efectos indeseados e incluso hay casos en que esto nunca pasa. Esto sucede porque utilizar un mismo medicamento por un período largo de tiempo hace que las enzimas se saturen, desembocando en una metabolización incompleta de la píldora en el cuerpo.

Esto no es una regla única y puede variar de un organismo a otro. De todos modos, hay síntomas que se pueden percibir como resultado de un uso prolongado de una misma pastilla. Hayas empezado hace años o hace un mes, debés estar atenta a los siguientes signos.

1. Sangrado fuera del período menstrual

Puede suceder cuando comenzás un método nuevo. Usualmente se va cuando tu cuerpo se acostumbra a él. Si persiste, tu médico debería recetar una píldora con una dosis hormonal mayor. El sangrado de mitad del ciclo no implica un riesgo de salud.

2. Dolor de cabeza

Los dolores constantes se relacionan con la variación rápida del estrógeno en la sangre, lo que puede causar fuertes jaquecas. Por eso, si sospechás que es el anticonceptivo lo que causa el problema, cambiar el medicamento puede ser la solución. Pero deberías consultar primero con un ginecólogo.

En caso de que sean muy fuertes y no retrocedan después del cambio de píldora, es aconsejable discontinuar el uso, porque puede estar presentando riesgos para tu salud.

3. Dolor estomacal

Al tomar la píldora, puede que te sientas un poco más hinchada. Todas tienen estrógeno, que hace que retengas líquidos. Esto puede derivar en una hinchazón incómoda.

En general, es beneficiosa para el tratamiento de los dolores menstruales. Por eso, si está causando o empeorando el dolor, es necesario señalar el problema al ginecólogo.

4. Tu deseo sexual se perdió

Las píldoras suprimen la ovulación, pero el problema es que también previenen que los ovarios produzcan la hormona sexual testosterona. Esto no siempre se traduce en un deseo sexual reducido, pero puede ser así para algunas. Tratá de hablar con tu médico sobre cambiar la píldora a una que tenga más progestina, hormona que puede sustituir la acción de la testosterona.

5. Tenés muchos cambios de humor

Son un problema común cuando tomás píldoras anticonceptivas, lo que podría deberse al exceso de progestina. Cada tipo de píldora tiene componentes de progestina muy diferentes, algunos tipos pueden afectar de manera diferente las emociones. Tu ginecólogo puede recetarte varias opciones con diferentes niveles hormonales para que pruebes.

Fuente: Vix

COMENTARIOS