Opinión

Intente llegar al tercer párrafo

Gonzalo Odriozola

Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Periodista

lunes 13 de mayo de 2019 - 5:28 pm

A menos de un minuto de haber publicado una nota de investigación sobre Mauricio Macri o Cristina Kirchner en Twitter, el periodista Hugo Alconada Mon fue insultado por un usuario de la red social. Previamente, sin embargo, el prosecretario de redacción de La Nación se había tomado el trabajo de contabilizar cuánto tiempo demoraba en terminar de leer esa extensa nota: seis minutos. Por lo tanto, el usuario apenas llegó a leer el título, la bajada y el primer párrafo.

Esta anécdota que contó Alconada Mon me sirve para explicar lo que desde hace un tiempo denomino metafóricamente "El tercer párrafo" y por qué es importante superarlo para combatir la "grieta".

Por diversos motivos, desde hace algunos años que los argentinos no pasamos del "tercer párrafo": la excesiva información, los diferentes dispositivos (distractivos), el panelismo en la televisión y la exacerbación que genera la opinión del que piensa diferente, y que se evidencia en las redes sociales, son apenas algunas de las razones que, en conjunto, invitan a tener una actitud más reactiva e impulsiva que pasiva y pensante.

Discutimos más de lo que leemos, proponemos más de lo que pensamos...

Un ejemplo de esto es el programa de debate político Intratables. Allí se entrecruzan durante dos horas periodistas, economistas y políticos y sindicalistas y funcionarios públicos para analizar la realidad, disputar ideas y proponer soluciones. Una propuesta, en principio, válida, pero que se ve apañada por los tiempos televisivos, la impaciencia de quien escucha por emitir su opinión (probablemente más importante que la de su interlocutor), y el fogoneo ¿inconsciente?, pero constante del "cruce" entre los invitados, que al otro día será tapa de todos los portales digitales. De ese modo se "tocan de oído" varios temas, pero ninguno llega a pensarse en profundidad.

No quiero con esto cercenar el debate ni que nos hundamos en un silencio contraproducente. Sólo pido que intentemos escucharnos o leer más, al menos hasta el "tercer párrafo", para luego sí emitir una opinión o proponer una idea. La "grieta" se mantiene -en parte- por expresarnos con la reacción de quien antes no pensó más allá de un título, una bajada o un primer párrafo, por querer decir lo que suponemos es LA verdad contra la verdad (¿más tenue?) de los otros. 

Por eso, mi humilde pedido para mí y para todos es que en estas elecciones nos obliguemos a pasar del tercer párrafo.

PD: si llegaste hasta acá, te lo agradezco. Ya podés ir a ver el "Fuerte cruce entre Liliana Franco y Javier Milei en Intratables".

COMENTARIOS