Presidenciables 2015

¿Scioli el candidato fuerte del modelo kirchenrista? Cristina ordenó a su círculo cercano apoyarlo de cara al 2015

Cristina parece ya tener elegido su candidato para 2015, aunque no pueda, por el momento, comunicarlo a viva voz

domingo 13 de abril de 2014 - 9:23 am

La presidenta Cristina Kirchner ya planea su retirada y busca incidir en el nombre de su sucesor en 2015. En reserva, la mandataria dio instrucciones a su círculo íntimo y a la agrupación La Cámpora para que respalden la postulación presidencial del gobernador bonaerense, Daniel Scioli, por ser el peronista que mejor mide en las encuestas.

Por eso, por ejemplo, habilitó a su incondicional diputado Eduardo “Wado” De Pedro, de La Cámpora, para que actúe de nexo entre el ultrakirchnerismo y Scioli.

De Pedro y Scioli tienen un diálogo frecuente y un objetivo compartido. Buscan diseñar políticas comunes para evitar el avance de la agenda de sus adversarios de 2015: el diputado Sergio Massa (Frente Renovador) y el jefe del gobierno porteño Mauricio Macri (Pro).[pullquote position=”right”]Cristina ordenó a su círculo cercano apoyar a Scioli como candidato fuerte de cara al 2015[/pullquote]

Los temas preponderantes son inflación, inseguridad y política partidaria. Así nació, por caso, el operativo para combatir el narcotráfico en Rosario con 1500 gendarmes y 500 prefectos, algunas medidas del ajuste económico del Gobierno y la conformación de una lista de unidad para conducir el PJ desde mayo próximo.

De Pedro tiene llegada directa a Cristina, al secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, y es amigo personal de Máximo Kirchner, hijo de la Presidenta y jefe en las sombras de La Cámpora.

Los voceros oficiales del sciolismo, por su parte, niegan todo contacto directo con La Cámpora. Dicen que Scioli “acordó para 2015 con el 90% del peronismo: gobernadores, legisladores e intendentes” de todo el país. Y aseguran que enfrentará en las primarias abiertas (PASO) de agosto de 2015 a cualquier candidato presidencial que apoyen Cristina y La Cámpora.

En ese lote, ubican al gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri; al ministro del Interior y Transportes, Florencio Randazzo; al jefe del Gabinete, Jorge Capitanich, y al presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez.

Desde La Plata contraponen: “No tenemos apoyo de Cristina. Si así fuera, mandarían más recursos a la provincia, pero eso no ocurre. No llega un peso más de lo estrictamente estipulado por la coparticipación”. Parte de la estrategia de Scioli consiste en apoyar a Cristina, no salirse del PJ, pero tomar prudente distancia de ella para preservar el voto peronista y, además, seducir el de la clase media no kirchnerista.

Pero muchos dirigentes de La Cámpora comentaron en diversos ámbitos que Cristina les dio orden de “no matar a Scioli” porque a fin de este año o principios de 2015, éste será “el” candidato.

Por lo bajo, se comenta que la Presidenta y Scioli acordaron hace cinco meses que éste tendría autonomía en el diseño de su campaña y que ella haría gestos que a él no le gustarían. Los candidatos que se lanzarían en nombre de ella irían a hablar antes con Scioli. Y ello ocurrió al pie de la letra. Por su parte, La Cámpora haría lo que ella ordenara. Scioli le creyó y, así, cerró filas con el Gobierno.

 

COMENTARIOS