Opinión

Se terminó el fair play

Guillermo Laborda

Periodista. Máster en Economia, investigador UCEMA y Lic. en Adm. de Empresas

El central puede vender dólares cuando quiera. Hay que frenar el dólar cueste lo que cueste porque la incipiente corrida cambiaria podía transformarse en bancaria

jueves 2 de mayo de 2019 - 2:22 pm

Columna publicada originalmente en La Política Online

Se terminó el “fair play” en el mercado de cambios: el BCRA puede salir a vender dólares cuando le plazca. Hay que frenar el dólar cueste lo que cueste. La incipiente corrida cambiaria podía transformarse en corrida bancaria. Mauricio Macri perdía las elecciones y para el FMI el fracaso del plan tampoco iba a ser gratis. Argentina es su principal deudor, tiene el 32% de todos sus créditos, y con el plan se iba también la reputación del FMI y el staff. El círculo vicioso estaba operando a pleno. Subía el dólar, más inflación, crece Cristina Kirchner y vuelve a subir el dólar.

Al momento de ser diseñado, el plan II del FMI tenía este flanco débil – el ajuste hacía perder al gobierno la elección- reconocido en los reportes del staff del organismo internacional como factores de riesgo. El plan contempla una reducción del déficit fiscal de dos puntos del PBI en sólo 12 meses, justo antes de una elección presidencial trascendental. Ideal para la oposición. Difícil que el votante vea los beneficios de encarrilar las cuentas públicas en tan corto plazo. La caída en las encuestas del gobierno era previsible.

Pero además lo que realmente se escapó del plan fue la inflación. A esta altura, mayo, se preveía un descenso más notorio de los índices de precios. El 2,9% de enero, el 3,8% de febrero y el 4,7% de marzo fueron sacudidas que obligaron al BCRA a inducir una suba de las tasas en pesos mayor. Otro círculo vicioso: subían tasas, caía imagen del gobierno, subía el dólar, subían precios, subían tasas. Y existe otro círculo vicioso más a mediano o largo plazo que es el déficit cuasifiscal que generan las Leliq.

¿Y ahora? La amenaza de usar las reservas del BCRA dio sus frutos y el dólar bajó. Si el BCRA no anunciaba la libertad para intervenir, no anunciaba el fin del “fair play”, tenía que producirse una suba de 11% adicional del dólar mayorista a $51,448 para que se activen ventas de 150 millones de dólares de las reservas. El gobierno de Mauricio Macri no iba a resistir otra suba del dólar de 11%. Para asegurarse el resultado en el debut del fin del “fair play”, el BCRA hizo ventas de dólares silenciosas, a través de terceros, para marcar el triunfo, la sumisión de la moneda norteamericana. La entidad que preside Guido Sandleris mantendrá en secreto las intervenciones, como hace con el dólar futuro.

El BCRA venía siendo poco agresivo con las tasas de interés en pesos. Con el 4,7% de inflación de marzo, era de suponer que el BCRA iba a inducir un alza mayor de los rendimientos de las Leliq. No lo hizo. La suba del dólar posterior lo obligó a hacerlo. Era antes. Suecia tuvo tasas de 120% en momentos de stress financiero. Brasil de 200%. Las Leliq están al viernes en 73% anual.

El problema con las altas tasas en pesos es que no hay expectativas de que puedan bajar pronto. Las elecciones están a seis meses. Una eternidad. Mantener las tasas altas tanto tiempo alimenta las preocupaciones sobre la bola de nieve de las Leliq. Una disgresión al respecto: la exposición de bancos a Leliq es alta y siempre está el fantasma de canje obligatorio de Leliq por otro bono para bancos. Por esto es que ya se percibe cierta reticencia en entidades a captar depósitos a plazo fijo en pesos para canalizarlos a Leliq. Las Leliq ya se asemejan a la mancha venenosa. La ANSES estuvo recomprando deuda argentina. Pero tampoco tiene demasiados fondos. Los créditos para los beneficiarios de AUH limitan a la ANSES…En sólo 10 días otorgó 700 mil préstamos.

La lección de Hamilton

En Nueva York tuvo lugar el “Argentina Outlook and Investment Forecast: Challenges and Oportunities” el 25 de abril pasado en la Italian Academy en la Columbia University. Participaron José Torello, Miguel Angel Pichetto, Gastón Remy (CEO de Vista Oil and Gas) y uno de los argentinos más influyentes en Wall Street, Gerardo Mato (Chairman of Global Banking and Markets Americas en HSBC). El senador del PJ en ese evento cautivó al auditorio con su descripción de la realidad del país. Aplausos por doquier. Hasta Torello le agradeció su defensa del cumplimiento de las obligaciones de deuda argentina y la eliminación de la palabra default del lenguaje político argentino. Quien está trabajando activamente con Pichetto en lo económico, es Martín Redrado.

Precisamente en Chicago y Nueva York está en auge el musical “Hamilton” que versa sobre la vida del primer secretario del Tesoro de los EE.UU. Y conviene que sea visto por toda la dirigencia política argentina. Es que Alexander Hamilton en su Primer Informe sobre el Crédito Público en 1790 propone que el Gobierno federal asuma y cumpla con todas las deudas que hubiesen incurrido los estados en la Guerra de la Independencia norteamericana. La tentación del default o pago selectivo estaba al alcance de la mano. Hamilton buscaba mantener la imagen de prestatario fiable del país y seguir obteniendo créditos a baja tasa a futuro. Hambre hoy para pan a futuro. La decisión de Hamilton le permitió al gobierno norteamericano lograr más créditos en los años subsiguientes y a su país financiar más batallas que lo convirtieron en potencia. ¿Cuanto bajaría el riesgo país si todos los partidos firmaran un compromiso para respetar los pagos de la deuda cueste lo que cueste?

Fuga de reservas

El informe del ejecutivo de banca privada apodado el “Oso” viene con abundante información. A continuación, los puntos principales de su tradicional envío a clientes:

1) En lo que va del año el índice CRB (Commodity index) está arriba 10,5%; lo mas destacado es el WTI con una suba del 45%.

2) Los inversores retiraron 587 millones de ETF de países emergentes; lo llamativo fue que Brasil tuvo una semana positiva en particular acciones a pesar de la caída de Petrobras luego de que Bolsonaro cancelara los aumentos dispuestos por la empresa; a estar atentos a la esperada reforma previsional que debería entrar en discusión en los próximos días; el mercado se ha jugado a que la misma será aprobada más adelante.

3) En Argentina sigue la sangría y los cambios y adaptaciones que lo único que hacen es crear mas interrogantes; en las próximas 6 semanas se eligen 12 gobernadores y los resultados y las encuestas por ahora no ayudan al oficialismo; hay rumores que los fondos RM (real money) se están retirando y se observa en la salida de reservas a un ritmo de 146 millones diarios cuando hace un mes era de 95 millones.

4) Pensar que hace un año el dólar estaba en 20,20 y fue cuando arranco la fuerte salida de capitales que Federico Sturzenegger al frente del BCRA convalidó canjeando sus queridas LEBACS por dólares a los bancos y fondos que supieron ver el comienzo del fin y partir de entonces la tendencia ha sido una sola con algunos rebotes en particular a comienzos del 2019; veremos si esto continúa con el anuncio del BCRA de vender dólares antes del techo de la banda de flotación.

COMENTARIOS