Política

Polémica en redes sociales tras propuesta de intelectuales K para eliminar el Poder Judicial

El periodista y escritor Mempo Giardinelli plantea la modificación de la Justicia como parte de los cambios "profundos" necesarios para refundar la Argentina con una "Constitución popular". Generó fuertes críticas en las redes sociales

jueves 2 de mayo de 2019 - 1:01 pm

El periodista y escritor Mempo Giardinelli generó controversia al hablar en un programa televisivo de la necesidad de eliminar el Poder Juicial. La frase fue dicha en el programa Minutouno (C5N). Rápidamente, usuarios en redes sociales salieron al cruce.

“En el Manifiesto Argentino uno de los puntos centrales es el estado de un sistema de justicia, nosotros sostenemos que no debe ser más un poder, porque el gran anacronismo es el Poder Judicial”, comenzó Giardinelli en el programa conducido por el “Gato” Silvestre. Al mismo tiempo explicó que “según el liberalismo del siglo XVII y XIX tenía sentido: se suponía que el Poder Judicial equilibraba los poderes políticos del Ejecutivo y Legislativo y ese equilibrio, armonía de los poderes, era la democracia. Pero el siglo XX en su final y lo que vamos del siglo XXI, viene a probar que en realidad el súperpoder político es el Poder Judicial, con lo cual hay una distorsión”.

El “Manifiesto Argentino”

Esta idea va en la misma línea que una columna de opinión que escribió el mismo Giardinelli el 25 de marzo pasado, donde destaca la necesidad de “cambiar la idea y el concepto ‘Poder Judicial'”, por un “Servicio de Justicia, o un Sistema de Justicia”. El postulado es uno de los tantos que propone el llamado Manifiesto Argentino, una agrupación de intelectuales de corte kirchnerista que encabeza el escritor.

Titulada “Unidad para vencer”, la columna de Giardinelli publicada en Página 12 a fines de marzo establece los lineamientos básicos acordados en el 2º Congreso Nacional de la organización, llevado a cabo el 23 de marzo con invitados como Felipe Solá y figuras del kirchnerismo duro, como Leopoldo Moreau, Daniel Filmus y Fernanda Vallejos. La jornada se llamó “Unidad para vencer. Protagonizar para transformar”, y estableció directrices de cara a las elecciones.

Dentro de los ítems del informe final, el grupo de intelectuales K hizo un fuerte énfasis en la necesidad de la elaboración de una nueva Constitución nacional y provincial, y una reestructuración profunda de la Justicia y la propiedad de la tierra.

En su artículo, Giardinelli hace un balance del encuentro y explica: “Durante dos jornadas se debatieron y propusieron cambios fundacionales, necesarios y urgentes, en los distintos estamentos del todavía llamado Poder Judicial, a cuyo respecto este congreso destacó taras y conductas aberrantes como el destrato corporativo a una de las pocas y honrosas excepciones, el juez federal Alejo Ramos Padilla, a quien el gobierno y su sistema periodístico buscan desplazar”.

Luego establece la necesidad de un cambio del Poder Judicial: “La propuesta más importante fue la de cambiar la idea y el concepto “Poder Judicial”. No necesitamos ese Poder. Lo que la Argentina necesita es un eficiente y decente Servicio de Justicia, o un Sistema de Justicia, pero no más el famoso “tercer poder” que el liberalismo de hace 150 años pensó e impuso como equilibrador entre el Ejecutivo y el Legislativo”. Y en este sentido agrega: “Eso es arcaico y ya se han visto y vemos a diario las consecuencias. Por eso se decidió reimpulsar la original propuesta de un Sistema Nacional de Justicia, como reza el Ideario del MA”.

En el documento que sistematiza esta idea, el Manifiesto Argentino explica más en en detalle la necesidad de una reestructuración de la Corte Suprema en base a una “votación popular”. “Es urgencia republicana inmediata que el Poder Judicial de la Nación sea declarado en comisión por el Estado Democrático, y que la Corte Suprema de Justicia sea reorganizada con nueve miembros elegidos por votación popular y con desempeño de funciones por un máximo de 10 años, no renovables”.

Al respecto suma: “La declaración del sistema de Justicia en comisión, en todo o en parte, carecerá absolutamente de validez si acaso el actual gobierno lo intentara mediante decretos de necesidad y urgencia. La declaración en comisión que postulamos se refiere específicamente al funcionariado superior, y en particular a jueces y fiscales (no a jefes intermedios o empleados judiciales) y deberá extenderse por lo menos por 12 meses, bajo la conducción, organización y supervisión de esa nueva Corte Suprema. El Congreso tendrá como misión fundamental y prioritaria el acompañamiento con leyes y medidas excepcionales, para superar la emergencia en ese lapso y dejar encarrilada una nueva administración de justicia. La reorganización total del Poder Judicial y de la carrera judicial deberá ser aprobada mediante un plebiscito nacional, previa una intensa y pedagógica campaña cívica popular”.

Esta idea se enmarca dentro de lo que Giardinelli nombró en su columna como “la necesidad de un cambio radical en las estructuras básicas de la República”.

En una entrevista realizada por el sitio InfoBaires, Giardinelli explicó esta modificación de la Constitución a partir de una modificación de “la democracia representativa, que es una idea liberal del siglo XIX”. “Creemos que la Argentina necesita una nueva Constitución que termine con la democracia representativa que es una idea liberal del siglo XIX. La idea de que el pueblo argentino no delibera sino es a través de sus representantes es un disparate. El pueblo argentino delibera todo el tiempo y debe ser tenido en cuenta: no de manera anárquica, sino de manera consensuada. Esa es una nueva democracia”, dijo en ese momento.

Hoy, en sus programas de radio, Eduardo Feinmann, Marcelo Longobardo y Jorge Lanata trataron el tema. Feinmann criticó a Giardinelli al afirmar que no especifica concretamente a qué se refiere con “Servicio de Justicia”. Rápidamente, usuarios de redes sociales se quejaron de su postulado sobre la modificación de la Justicia, haciendo hincapié en que el autor planteó “eliminar el Poder Judicial” basado en la idea de “Constitución popular”. Dentro de las críticas está incluso la de Julio Piumato, Secretario General del gremio de los Judiciales.

COMENTARIOS