Caso Jaime

El fiscal Rívolo denuncia “presiones de grupos políticos” en la causa contra Jaime

También hizo referencia a los "muros" que tuvo que atravesar la causa antes de llegar al procesamiento por enriquecimiento ilícito del ex secretario de Transporte

sábado 12 de abril de 2014 - 3:18 pm

El fiscal Carlos Rívolo, quien investigó por enriquecimiento ilícito Ricardo Jaime, denunció hoy las presiones de “grupos políticos” que enfrenta “a diario” el fuero federal y advirtió sobre los “muros” y los “intentos de neutralizar pruebas” que sufrió la causa antes de llegar al procesamiento del ex secretario de Transporte.

[pullquote position=”right”]El fiscal Rívolo denuncia “presiones de grupos políticos” en la causa contra Jaime[/pullquote]

Consultado sobre si la medida contra el ex funcionario kirchnerista por presunto enriquecimiento ilícito tuvo que ver con que la causa pasó del juez federal Norberto Oyarbide a manos de quien hoy la tiene a su cargo, Sebastián Casanello, Rívolo respondió: “La posibilidad de que esto sea así es absolutamente cierta”. El fiscal remarcó también que “la contundencia de las pruebas fueron monstruosas”, por lo tanto, señaló, “se hubiera demorado más pero la causa no hubiera tenido otro camino que el que decidió Casanello”.

Jaime fue procesado por presunto enriquecimiento ilícito por lograr 12.500.000 pesos durante sus seis años como funcionario de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández. El juez Casanello le atribuyó a Jaime poseer un avión, 13 autos, ocho inmuebles, un hotel, un spa y acciones en empresas.

Rívolo, quien admitió haber disfrutado de una “buena sensación” cuando se enteró del procesamiento, contó que desde que se inició esta causa contra Jaime, surgieron “muros permanentemente en la investigación” y que en el expediente “hubo muchos cambios de criterios llamativo”.

“Cuando estábamos por indagar a la familia de Jaime, la causa fue parada”, evocó e incluso comentó que el ex secretario de Estado “designó en la causa como perito a mi contador” lo cual, se alarmó, no fue considerado “incompatible”.

En diálogo con radio América, se lamentó: “Se intentó en muchas oportunidades neutralizar pruebas, claramente. Hubo sumarios administrativos en mi contra respecto de la recepción de testimoniales en la Fiscalía como si esto no lo pudiéramos hacer. Y fue un golpe muy duro la neutralización de los mails (que comprometían a Jaime)”.

“La búsqueda eterna en la Justicia Federal es la desaparición de presiones: las presiones no vienen solamente como últimamente se menciona respecto de corporaciones económicas, corporaciones mediáticas; las presiones en el fuero federal respecto de los grupos políticos, el que fuere, también existen, y esquivarlas y correrlas y separarse es la diaria del fuero federal”, alertó.

Rívolo se explayó sobre la “reticencia” que encontró en la Justicia todos estos años “respecto del avance sobre la situación procesal de Jaime”. “Obviamente Casanello se tomó un tiempo razonable como para estudiar la causa, son casi cien cuerpos de expediente, es una causa que no ha sido fácil”, señaló e insistió en enfatizar que “fundamentalmente hay una razón” para haberlo procesado a Jaime que “tiene que ver con la contundencia de la prueba”.

Para el fiscal, las alternativas en torno a la investigación sobre el presunto enriquecimiento ilícito del ex funcionario es una clara demostración de “las fallas del sistema procesal, de cómo se permite apelar, chicanear”. “Esta causa ha tenido cosas increíbles como que Jaime haya designado como perito contador al profesional que yo había contratado de un listado de la Asociación de Magistrados, para que hiciera mis declaraciones de bienes personales”, subrayó.

En tal sentido, contó que ante ello le dijeron: “‘Acá no hay ninguna cuestión de incompatibilidad’. Pero cómo no va a haber una cuestión de incompatibilidad, desde de lo ético, desde lo profesional. Bueno, terminó siendo aceptado y obviamente tuve que cambiar de profesional”.

COMENTARIOS