Crisis en Venezuela

Maduro habló en televisión y denunció una “escaramuza de golpe de estado”

Tres fiscales nacionales están dirigiendo investigaciones y acusaciones penales por los "graves delitos", adelantó el jefe bolivariano, quien contabilizó cinco militares "heridos gravemente, de bala, disparados"

martes 30 de abril de 2019 - 11:31 pm

Tras un día agitado y de fuertes enfrentamientos en las calles venezolanas, Nicolás Maduro se mostró en televisión escoltado por su cúpula militar, incluida la gran sorpresa de la noche: el nuevo jefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia, el criticado general Gustavo González López.

López volvió a hacerse cargo de la policía política después de ser destituido en octubre de 2018, tras la muerte por presunto “suicidio” en su sede del concejal opositor Fernando Albán y un confuso incidente con la caravana presidencial.

Su sustituto hasta hace unas horas, Cristhoper Figuera, se unió este martes a los sublevados tras emitir un documento crítico con su antiguo aliado. Maduro aseguró que los comandos del Sebin fueron los primeros en abandonar la “escaramuza de golpe de estado”: de hecho,  fueron esos agentes los que liberaron de madrugada a Leopoldo López por el indulto de Guaidó.

“Vamos a seguir saliendo victoriosos en todas las coyunturas que nos toque”, insistió Maduro, quien aseguró que “nunca jamás estuvo tomada la base aérea de La Carlota, leales absolutamente a la revolución y al comandante en jefe”.

“Un verdadero asesino y fascista, Leopoldo López, que había violado su casa por cárcel y estaba dirigiendo personalmente la operación de este grupo armado que creó la escaramuza golpista”, señaló Maduro, quien aseguró que Guaidó, “el autoproclamado”, llegó posteriormente. “Nervios de acero, máxima serenidad”, se dijo el jefe revolucionario a sí mismo.

“Cuatro ametralladoras bien peligrosas, de alto calibre. ¿Para matar a quién?”, se preguntó el “hijo de Chávez”. “¿Qué buscaban, un enfrentamiento militar, una tragedia?”, acusó Maduro, señalando a los líderes de Voluntad Popular. “Y eso no puede quedar impune”, culminó.

Maduro mostró dos vídeos de la “violencia” de los sublevados: en uno de ellos se ve unas ametralladoras y en el otro cómo los soldados disparan al aire cuando las fuerzas gubernamentales les atacaban con bombas de humo.

“Estos cobardes están huyendo de embajada en embajada”, acusó Maduro. “El pueblo de Venezuela ha escuchado mi llamado”, se ufanó Maduro, pese a que fueron sólo unos cientos quienes le secundaron en el Palacio de Miraflores, quien en cambio contabilizó hasta 50.000 personas que acudieron en su apoyo.

COMENTARIOS