Cuadernos de la Corrupción

Turks and Caicos embargó las propiedades que Muñoz compró con dinero de la corrupción

La UIF aportó información de inteligencia fiscal que contribuyó a desentrañar el esquema societario utilizado por Muñoz/Pochetti y detectar los movimientos de dinero realizados

domingo 28 de abril de 2019 - 2:11 pm

La Suprema Corte de Turks and Caicos, embargó e inmovilizó una propiedad de 30 millones de dólares comprado por Daniel Muñoz con parte de la fortuna ilegal que consiguió mientras era secretario de Néstor Kirchner, según informó Infobae.

Los cuadernos aportados por Oscar Centeno ayudaron a determinar que Muñoz fue el receptor primario de los bolsos repletos de dinero provenientes de coimas y que, con ese dinero, había viajado a la isla para comprar una serie de propiedades que luego fueron manejadas por su viuda, Carolina Pochetti, y otras personas.

Carlos Gellert, primo de Pochetti, confesó que parte de los millones que Muñoz obtuvo gracias a la corrupción durante kirchnerismo estaba en Turks and Caicos. Luego, la propia Pochetti indicó que parte de la fortuna obtenida ilegalmente estaba invertida en un emprendimiento en Providenciales, en el oeste del archipiélago, dependiente de Gran Bretaña.

La viuda de Muñoz ubicó sin poder precisar exactamente las tierras adquiridas frente al océano Atlántico, cerca del lujoso resort Aymanara. Los arrepentidos nombraron las sociedades con las que se hizo la inversión en Turks and Caicos: Marble Hill Ltd y Woodhaven Ltd.

De la maniobra participaron Pochetti, Gellert, el abogado Miguel Plo, su hija María Jesús Plo y el marido de ésta, Federico ZupicichSean Lawrence Sullivan, un estadounidense que obtuvo los fondos para realizar ese tipo de inversiones.

El juez Bonadio envió exhortos a Turks and Caicos para que las autoridades de aquel país identificaran la propiedad e inmovilizaran los bienes con el fin último de recuperar el dinero para la Argentina.

La Procuración General de Turks and Caicos recibió la solicitud de Bonadio a principios de año y ahora la Procuración General de las islas, en representación del pedido de la justicia argentina, identificó la parcela adquirida y le solicitó a la Suprema Corte de Turks and Caicos que embargara e inmovilizara lo comprado por Muñoz/Pochetti.

La Suprema Corte notificó de la prohibición de disponer de ese bien a la compañía Hardwork Development Limited –que sería la que consolidó la inversión- bajo apercibimiento de ser castigada. Lo resuelto por la Suprema Corte de las islas y fue comunicado a través de la Cancillería a las autoridades judiciales argentinas los primeros días de abril.

COMENTARIOS