Policiales

Mataron a golpes a una embarazada de 8 meses, pero lograron salvar a su beba

El marido, que atacó a su esposa tras una fuerte discusión, fue detenido

sábado 12 de abril de 2014 - 8:18 am

Una mujer embarazada de ocho meses fue asesinada a golpes, aunque antes de morir pudo dar a luz a su bebé, y por el ataque fue detenido su marido, quien admitió haber tenido una discusión con ella aunque negó haberla golpeado.

El hecho que trascendió hoy ocurrió el último domingo cerca del mediodía, cuando familiares de la víctima, identificada por la policía como Claudia Peñalba (32), la encontraron desvanecida y con signos de haber sido gravemente golpeada en el piso de su vivienda, ubicada en Intendente Felipe Castro al 2100, en el barrio Villa Rita, del partido bonaerense de Lomas de Zamora.

Según dijeron los voceros consultados, Peñalba fue trasladada inmediatamente a una clínica de la zona, donde constataron que había sufrido fuertes traumatismos en el cráneo y, por la gravedad de su estado, la derivaron al hospital de Quilmes.

Allí, los facultativos indujeron el parto de su bebé, con buena salud a pesar de nacer de forma prematura, e internaron a la mujer en terapia intensiva, donde su cuadro empeoró y falleció al día siguiente.[pullquote position=”right”]Mataron a golpes a una embarazada de 8 meses, pero salvaron a la beba[/pullquote]

Según informaron, en un momento de lucidez antes de morir, la víctima alcanzó a señalar a su pareja y padre de su bebé, llamado Diego Sosa (38), como quien la había golpeado. Además, la madre de la víctima le dijo a la policía que Sosa tenía actitudes violentas con su hija y que la golpiza presuntamente ocurrió durante un ataque de celos.

El mismo domingo, los efectivos dependientes de la Jefatura Distrital Lomas de Zamora Sur detuvieron a Sosa y lo dejaron a disposición de la Fiscalía 1 del mismo distrito, a cargo de Viviana Giorgi. Fuentes cercanas a la investigación confiaron a Télam que el hombre ya fue indagado y dijo que “jamás” le pegó a su mujer y que para él todo lo ocurrido era una “incógnita”.

Sosa sí admitió haber discutido acaloradamente con la víctima, pero aseguró que la situación “no pasó a mayores” y que se fue inmediatamente de la casa. De acuerdo con su versión, se enteró de que Peñalba se encontraba mal cuando más tarde lo llamaron los familiares de su mujer para decirle que “estaba descompuesta”.

Sin embargo, tanto la fiscal Giorgi como el juez de Garantías 4 de Lomas de Zamora, Esteban Bacchini, consideraron que los elementos reunidos en su contra por los investigadores son suficientes para acusarlo y lo procesaron bajo la calificación de “homicidio agravado por femicidio”.

COMENTARIOS