Ciencia y tecnología

No solo los animales: descubren que también existen emociones extintas

Al parecer, mientras cambian los tiempos también cambia la forma en que los seres humanos sienten

miércoles 24 de abril de 2019 - 7:09 pm

Las emociones humanas son poderosas, y aunque es difícil comprenderlas del todo (y manipularlas mucho más aún), al parecer en el ámbito hay cada vez más significados y significantes, especialmente cuando tenemos un nuevo "idioma" para expresarnos como son los emojis.

La comunicación cambia y comienza a abarcar más sensaciones. Aunque también hay algunas que desaparecieron con el paso de los años. Sarah Chaney, experta del Centro para la Historia de la Emociones, en Reino Unido, hizo una lista de las sensaciones del pasado que ahora "ya no se usan":

Acedía

Esta emoción era experimentada por hombres, específicamente hombres que eran monjes y vivían en la Edad Media. Sí, así de específico. Ellos vivían en monasterios. Cuando tenían una crisis espiritual, usualmente sentían apatía y desgano; incluso la necesidad de colgar los hábitos.

Demencia moral

Hace muchos años, por allá de 1835 (cuando el Dr. James Cowles Prichard acuñó el nombre de la emoción); la palabra moral significaba algo psicológico o emocional. Aunque también se usaba como lo usamos hoy en día. Tenía significados más variados.

Este emoción aludía a cuando alguien se comportaba errático o de forma "inusual" sin que tuviera un desorden mental. Según Cowles; muchos pacientes eran personas normales, salvo por el hecho de que no podían controlar sus emociones o su "moral".

n ejemplo de esto, como menciona BBC; es la cleptomanía en mujeres de clases altas. No necesitan robar, pero no se pueden controlar; por lo que se les consideraba dementes morales.

Neurosis de guerra

Esta llamada "condición" comenzó a afectar a los soldados en el campo de guerra de la Primera Guerra Mundial. Esta emoción comenzó por considerarse una enfermedad física provocada por las explosiones que vivían los soldados. "Una bomba podría haberles sacudido el cerebro".

Más tarde se descartó esto y se comenzó a pensar que era más bien un estado emocional. Sus síntomas eran espasmos, pérdida de la vista y del oído, aunque físicamente se encontraran perfectamente bien. Se atribuyó a los eventos traumáticos vividos por los hombres en las trincheras.

COMENTARIOS