Caso Jaime

Juez Casanello procesó a Jaime por enriquecimiento ilícito

El juez Sebastián Casanello procesó este viernes al ex secretario de Transporte y a personas de su entorno tras no poder justificar unos 12 millones de pesos en bienes

viernes 11 de abril de 2014 - 7:49 pm

El juez federal Sebastián Casanello dictó el procesamiento por el delito de enriquecimiento ilícito para el ex secretario de transporte Ricardo Jaime. Ni el ex funcionario ni sus testaferros (familiares y círculo de negocios) pudieron justificar los bienes que adquirieron mientras el funcionario ejerció su cargo durante 6 años. [pullquote position=”right”]Juez Casanello procesó a Jaime por enriquecimiento ilícito[/pullquote]

Según el fiscal Carlos Rívolo, impulsor de la investigación, el dinero que hizo que Jaime viviera como un empresario y provenía de gratificaciones recibidas de parte de los hombres de negocios que contaban con su complicidad para hacer que los controles sobre las concesiones fueran laxos. Es por ello, que Jaime, otros ex funcionarios kirchneristas y a los dueños de la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA) se encuentran frente albanquillo de los acusados en el juicio por la tragedia de Once.

Jaime, tiene una condena por robarse pruebas en la causa por enriquecimiento que podían comprometer a otros integrantes del Gobierno en sus negocios turbios. Además debe ir a juicio oral y público porque desde TBA le pagaban viajes en taxis aéreos para que descasara en los fines de semana largos. Y también porque el dueño de la Terminal de Ómnibus, una concesión que Jaime debía controlar, le pagaba el alquiler de su departamento.

Tanto los testaferros como el propio Jaime no pudieron justificar alrededor de 12 millones de pesos en bienes. Además, un peritaje corroboró que se “enriqueció de manera injustificable”. A partir del resultado de ese estudio, Casanello llamó a indagatoria a Jaime y sus familiares y comenzó a delinear el procesamiento.

Dentro de las compras que ni se pudieron justificar se encuentran casas, autos, un spa, un hotel, el pago de pasajes, los gastos del avión de 4 millones de dólares que Jaime usaba como propio, entre otros. Casanello también procesó a Manuel Vázquez, testaferro y hacedor de negocios turbios para Jaime. Y al hijo, Julián Vázquez.

COMENTARIOS