Sociedad General

En el último año cerró casi el 10 % de los garages de la Ciudad

Monserrat, con 19 garajes, Balvanera con 18, San Nicolás con 15 y Belgrano con 11 son los barrios que secundan a Palermo y Caballito en materia de cierres para convertir el lote en un edificio

domingo 21 de abril de 2019 - 7:58 pm

Con la crisis viene el recorte de los gastos que, en casa, no son de primerísima necesidad, rubro donde entran las cocheras. En el último año, pasaron a engrosar la lista de los rubros más vapuleados por la crisis: entre marzo de 2018 y marzo de 2019, 223 de 1.800 garajes bajaron las persianas en la Ciudad de Buenos Aires, es decir, un 10 % del total de esos espacios.

"Cerraron. Se convirtieron en otra cosa, fundamentalmente por la falta de rentabilidad. Los dueños venden y los inquilinos no renuevan. Son garajes de barrio con una plaza de 120 cocheras aproximadamente Los clientes se van porque no pueden afrontar el gasto de una cochera y los dueños cierran porque no pueden mantenerla", explicó Eduardo Sánchez, presidente de la Cámara de Garajes, Estacionamientos y Actividades Afines de la República Argentina (CAGESRA), a Clarín.

El costo del mantenimiento, la suba en los impuestos y servicios y la reducción de clientes sentenciaron a muchos estacionamientos, especialmente en el barrio más afectado sea Palermo, donde en los últimos 12 meses dejaron de funcionar 30 garages, y casi todos van camino a convertirse en edificios.

Según datos del mercado inmobiliario, el valor del metro cuadrado en Palermo promedia los US$ 3.500 y en Caballito, los US$ 2.700 dólares. Entonces, la cifra a la que asciende la venta de un espacio ocioso resulta una operación mucho más auspiciosa y rentable que el hecho de seguir sosteniendo una estructura en declive.

Aunque las calles porteñas colapsan sin cupo para contener a los vehículos de residentes y ocasionales, los garages sufrieron este año una notoria baja en la cantidad de clientes: una cochera mensual arranca en los $2.500 y trepa hasta los $5.000, según la zona en la que se ubique.

Según datos de la entidad que lidera Sánchez, la facturación dentro de este rubro se redujo hasta un 70% en lo que representan los tickets por hora y hasta un 30% los mensuales. Estos valores corresponden a la zona del centro, donde la veda para ingresar que recae sobre los vehículos particulares hizo estragos en las playas de estacionamiento.

"Necesitamos 150 alquileres mensuales para cubrir el gasto y hoy no llegamos a eso. Ahora tenemos que subir la mensualidad, pero en mayo no va a quedar otra que aumentar la tarifa y con eso, seguro, perdemos un 20% de los clientes. Además, trabajamos mucho con Tribunales pero como estamos en la avenida no le podemos dar el permiso, con lo cual todo se complica más", contó Matías De Luca, empleado del garaje ubicado sobre Corrientes 1231, durante la puesta en marcha de la nueva distribución vehicular.

COMENTARIOS