Salud

Cuál es la mejor forma de sonarse la nariz

Técnicas para que la congestión no empeore

miércoles 24 de abril de 2019 - 7:19 am

Actos comunes y cotidianos como sonarse la nariz tienen su técnica. Las alergias, los catarros, los resfriados y las infecciones pueden irritar la nariz ya que se acumulan las secreciones y la mucosidad. Sonarse puede proporcionar alivio al limpiar los conductos nasales, pero hay que hacerlo de manera adecuada para que la situación no empeore.

Seguí estas recomendaciones:

1- Hacelo con delicadeza. Evitá ejercer demasiada fuerza. Sonarse una sola vez puede generar 10 veces tanta presión como estornudar o toser. Y mientras mayor sea la fuerza con que te suenes, mayor probabilidad hay que alguna mucosidad vaya a parar a los conductos de los senos nasales que ya están inflamados, con lo que solo lograrías extender la infección.

Si no sentís presión en tus senos nasales antes de sonarte, pero la sentís después, te sonaste con demasiada fuerza. Y si sentís como un crujido en los oídos, quiere decir que la fuerza ha impulsado la mucosidad hacia el oído medio.

2- Humedecé los conductos nasales. Usá un atomizador salino para humedecer los conductos nasales antes de sonarte, sobre todo si la mucosidad se ha endurecido en su interior. Seguí esta regla siempre, pero especialmente por las mañanas, ya que los conductos nasales tienden a resecarse durante la noche mientras dormís. Rociá primero un lado de la nariz y el otro después. Cuando rocíes un conducto, esperá un minuto para dejar que funcione, y después hacé lo mismo con el otro.

3- Un lado a la vez. Quizás te has sonado siempre los dos lados de la nariz al mismo tiempo, pero lo más indicado hacerlo por separado.

Además podés mejorar los síntomas de un resfriado siguiendo estas recomendaciones:

– Bebé bastante líquido: puede ser agua, jugo o caldo.

– Evitá consumir alcohol, café y refrescos con cafeína que empeoran la deshidratación.

– Para aliviar la picazón en la garganta o la ronquera, las gárgaras con agua y sal te podrían ayudar.

– La sopa de pollo alivia los síntomas de resfriado ya que ayuda a desprender la mucosidad y mejora la congestión.

– Si necesitás, podrías tomar de los medicamentos sin receta para aliviar otros síntomas como la tos, los estornudos y el lagrimeo de los ojos. Siempre siguiendo las indicaciones en la etiqueta.

– Si el ambiente está muy seco, un humidificador en tu habitación podría ayudarte también.

Fuente: Vida y salud

COMENTARIOS